Florentino Pérez tiene un mes aproximadamente para cerrar sus objetivos prioritarios

El Real Madrid planea hacer ocho fichajes de postín antes de la sanción de la FIFA

FIFA sancionará en las próximas semanas a Real Madrid y Atlético de Madrid sin poner realizar fichaje alguno por posibles irregularidades en las incorporaciones de jugadores a su cantera.

Hasta que este castigo se haga oficial, uno y otro club podrán atar a nuevos futbolistas.

Será en el momento en el que se haga pública la medida cuando se cerrará el mercado. Esto es, los dos conjuntos madrileños tienen aproximadamente un mes para realizar los que serán sus refuerzos para la próxima temporada y, quién sabe, también para la siguiente.

Una opción, la de proceder al ‘acopio’ de caras nuevas antes de que FIFA imponga este castigo, que el Real Madrid ya activó cuando se comenzó a rumorear con la sación.

Nombres como Odegaard, Marco Asensio, Danilo o Lucas Silva se cerraron a toda velocidad (y en algunos casos, con precios superiores a los que fijaba el mercado) porque el club quería adelantarse a FIFA.

on todo y con eso, los jugadores antes mencionados no son los únicos que están en el punto de mira del Real Madrid.

Las oficinas del Bernabéu pretende atar hasta ocho nombres nuevos para cinco posiciones distintas, a saber, las de portero, lateral izquierdo, mediocentro, extremo izquierdo y delantero centro.

De esos ocho posibles fichajes, dos estarían ya apalabrados. Son los de los jóvenes sudamericanos Batalla (portero argentino de Ríver Plate) y Valverde (extremo uruguayo de Peñarol de Montevideo).

Otros dos señalan a ex jugadores del Real Madrid con opción de recompra.

Son Morata (Juventus de Túrín) y Cheryschev (Villarreal). Al tratarse de jugadores que ya han sido vendidos a sus clubes actuales, esto es, al no estar cedidos, el club no podría ejercer la opción de retorno de forma libre durante el castigo de FIFA.

Así pues, sus ‘refichajes’ deberían concretarse antes de que esta sanción se haga efectiva.

En este capítulo podría encuadrarse también la incorporación de Chicharito Hernández. La opción de compra del mexicano es de 25 millones de euros, una cifra que bajará en función del rendimiento que haya dado. Es decir, a más goles y más partidos, más barato.

De ahí que el Real Madrid tenga que esperar, en su caso, a final de temporada para poder ejercer esta cláusula si es que finalmente decide su fichaje.

Las otras caras que pretende el equipo blanco son, éstas sí, fichajes puros y duros. David De Gea (portero del Manchester United) es el principal objetivo. Su coste inicial es de 20-25 millones de euros (más una ficha de 12 millones brutos al año), pero podría dispararse ante las prisas del Real Madrid.

El club tiene un puñado de semanas para convencer a los ‘diablos rojos’ después de haber llegado a un acuerdo con el jugador.

Si De Gea no pudiera fichar por los merengues, Leno, del Bayer Leverkusen, sería el plan B.

El segundo objetivo apunta al lateral izquierdo. José Luis Gayá (del Valencia) y David Alaba (del Bayern de Múnich) son los favoritos.

Las dificultades que están poniendo los ché hacen que el austríaco tenga ligera venta por las antes citadas prisas.

Además, el club persigue la contratación de un mediocentro de calidad (vuelve a sonar con fuerza Verratti) y pretende atar a Dani Ceballos, joven promesa del Betis con un perfil muy similar al de Isco.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído