Guardiola, aplaudido al abrazarse con Luis Enrique en su regreso al Camp Nou

El entrenador del Bayern de Múnich, Pep Guardiola, se ha llevado un cálido aplauso del Camp Nou en los prolegómenos del partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, cuando se abrazó a Luis Enrique, con el que se ha cerciorado del cariño que le guarda todavía una afición blaugrana a la que hizo vivir bajo su dirección del equipo la mejor época de la historia del club, con 14 títulos ganados de 19 posibles.

La importancia del partido no ha dejado lugar a un posible homenaje o vítores para Guardiola, pero el público que llenó el Camp Nou sí tuvo un gesto hacia el ‘noi de Santpedor’ que no es habitual, como el aplaudir su salida del banquillo para abrazarse a su excompañero y amigo Luis Enrique, quien sí fue ovacionado a posterior ya con el partido empezado.

Han pasado algo más de tres años desde su adiós, desde que el 27 de abril de 2012 anunciara en rueda de prensa que dejaba el club a final de la temporada. Lo hizo después de cuatro campañas al frente del primer equipo y dejando atrás una barbaridad de títulos, nada más y nada menos que 14 de los 19 a los que optó el equipo con él como jefe del banquillo.

Se fue agotado, como él mismo aseguró en esa comparecencia donde puso fin a su ciclo y dejó huérfanos a muchos aficionados blaugranas. «Cuatro años es una eternidad como entrenador del Barça. La razón es sencilla: son cuatro años y el tiempo lo desgasta todo. Me he vaciado y necesito llenarme», se explicó Guardiola.

Después de esta «dura» decisión en su vida, se fue con su familia a Nueva York, Estados Unidos, a recuperar fuerzas en un año sabático en el que se alejó del fútbol de élite y tuvo tiempo de reflexionar y apostar por el Bayern de Múnich, no sin antes estudiar el alemán para sorprender a todos con un nivel muy alto en su presentación como técnico de los bávaros.

Desde la temporada 2013/14 está al cargo del Bayern y en Múnich ha seguido engrosando su palmarés. En estas casi dos temporadas ha ganado cinco títulos, como dos títulos de Bundesliga y otro de Copa de Alemania, además de una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes. Ahora, busca otra final de la Liga de Campeones, aunque para ello tenga que eliminar a ‘su’ Barça y romper el sueño de una afición que, pese a todo, le sigue queriendo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído