Rafinha y Thiago se enfrentan por primera vez en el Camp Nou

Más allá del regreso de Pep Guardiola al Camp Nou había otro foco preparado para ver la acogida de la afición a Thiago Alcántara, que no fue tan dócil como la que tuvo su técnico, con tímidos pero existentes pitidos cuando tocaba el balón, y otro más dispuesto a ver si se encontraba en el césped por primera vez con su hermano Rafinha, y así fue cuando el blaugrana entró al campo en el minuto 87.

Los hijos de Mazinho no habían jugado todavía un partido oficial el uno contra el otro. Desde pequeños, desde que llegaron a la Masia del FC Barcelona, siempre habían estado del mismo bando y en categorías distintas. Ahora, en la casi plena madurez de ambos pese a los 24 años de Thiago y los 22 de Rafinha, ya son rivales.

Dijo el propio Mazinho que pasara lo que pasara él estaría en Berlín, y así será. De momento no sabe para ver a cuál de sus dos hijos, si bien Rafinha tiene como el Barça pie y medio en la final. El 3-0 obligará al Bayern de Múnich a una remontada épica en el Allianz Arena de la que es capaz, si bien necesitará una gran actuación conjunta y de Thiago.

El ‘6’ es clave para Guardiola, que le pidió expresamente cuando llegó a Múnich. Quizá por eso, quizá por preferir el Bayern de Pep a seguir en Barcelona, el Camp Nou pitó tímidamente al genio, al mago, que es Thiago. Aunque no tuvo esta vez su gran noche, primero escorado en banda derecha como carrilero ofensivo y después como extremo zurdo, alejado de la zona de creación.

Y, a falta de tres minutos para el cumplimiento del tiempo reglamentario, con 2-0 y a falta todavía de la ‘puntilla’ de Neymar, entró Rafinha Alcántara al césped en sustitución de Andrés Iniesta. Tuvieron así la primera oportunidad de jugar el uno contra el otro, en la élite, emulando el famoso vídeo de ambos que guarda Mazinho en su ‘tablet’ en el que sus hijos juegan con un balón que es casi mayor que ellos.

Al final del partido se abrazaron, más contento Rafinha por el resultado, pero atento a consolar a su hermano mayor. Puede que sea el primero de mucho duelos entre ambos, pues son jóvenes y tienen talento y peso dentro de dos equipos históricos. Solo el paso del tiempo dirá quién triunfa más, o si volverán a jugar juntos desplegando su magia y su clase en un mismo equipo, sea cuál sea. De momento, a nivel internacional, Thiago ha apostado por España y Rafinha, de momento, por Brasil. Ahí solo podrán ser rivales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído