El Eibar firma un amargo desenlace en su primer año en la Liga BBVA

La Sociedad Deportiva Eibar ha puesto punto y final de la forma más cruel posible a su estancia en Primera División al acabar en la 18ª posición y regresa a la Liga Adelante 362 días después de lograr un histórico ascenso debido al punto que rascó el Deportivo de la Coruña en su visita al Camp Nou tras ir perdiendo (2-0) contra el FC Barcelona y a pesar de hacer los deberes en Ipurúa con un amargo triunfo (3-0) contra el Córdoba.

En un triple empate a 35 puntos en el casillero, algo que sienta un precedente en Primera División al ser el descenso más barato de la historia, el conjunto armero fue la víctima que acabó con los huesos en Segunda División al contar con el ‘golaveraje’ particular en contra con respecto a Deportivo y Granada.

El Eibar se despide de la categoría en una temporada llena de luces y sombras. El periplo de los hombres de Gaizka Garitano arrancó con un histórico triunfo por la mínima en la primera jornada contra la Real Sociedad y acabaron la primera vuelta como el equipo revelación al quedar octavos con 27 puntos de 57 posibles, por delante en la clasificación de Real Sociedad y Athletic Club de Bilbao, sus homólogos vascos, y con una ventaja de once puntos con respecto a los puestos de descenso.

La buena temporada realizada hasta el momento por el bloque despertó el interés de los equipos europeos en determinadas piezas del engranaje armero. Pasadas las fiestas navideñas, el Eibar no pudo rechazar una suculenta oferta económica del Derby County, equipo que milita en la ‘Championship’ de Inglaterra, y vendió a su central Raúl Albentosa por 600.000 euros. Con la marcha del futbolista valenciano, los armeros se rompieron al perder un pilar clave en defensa y un recurso en ataque con dos goles marcados en 17 encuentros.

La venta de Albentosa al fútbol inglés, donde no se ha hecho indiscutible para el técnico Steve McClaren, hipotecó el futuro de un Eibar que llegó a encadenar ocho tropiezos consecutivos y que es equipo de Segunda División en parte por una calamitosa segunda vuelta del calendario.

Los azulgranas apenas han sumado ocho puntos durante este periodo y únicamente han obtenido dos triunfos en las últimas 19 jornadas, siendo uno de ellos en la última jornada de Liga e inservible por el resultado de sus rivales.

LAS SECUELAS DEL DESCENSO

De esta manera, el Eibar sufre las primeras consecuencias de este fracaso deportivo al anunciarse el mismo día del descenso la dimisión de Gaizka Garitano, que cree que no merece seguir en el banquillo por no cumplir el objetivo y considera que debe dar un paso al margen para concluir un círculo que arrancó con él en la dirección técnica hace tres años en Segunda División B y que acabó con un ascenso histórico en Primera División.

Asimismo, retornan a la Liga Adelante y arrancarán con un nuevo proyecto que busque la estabilidad en la categoría y aspire a soñar con un regreso a la Primera División. A falta de conocer quién será el capitán del barco, el Eibar deberá acometer un proceso de renovación ya que, al menos, diez hombres terminan su estancia entre finalizaciones de contrato y de cesiones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído