El presidente de la Generalitat daba la impresión de no poder ocultar su felicidad en el palco

La sarcástica sonrisa de Artur Mas durante el la gran pitada al Himno de España en el Camp Nou

A sy lado, como una estatua, el Rey Felipe VI mantenía un gesto solemne y distante

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha sido uno de los invitados al palco presidencial en la final de la Copa del Rey de que se ha celebrado este sábado en el Camp Nou de Barcelona.

Tal como manda el protocolo, Mas se ha sentado en las butacas reservadas para las autoridades, a su lado el Rey de España, Felipe VI (Albert Rivera revoluciona la red tras su tweet sobre la pitada al himno).

Cuando sonaron los acordes del himno de España, los hinchas del Barcelona y del Athletic de Bilbao comenzaron a silbar en protesta contra el Estado español y su máximo representante institucional (Ada Colau justifica la pitada al himno).

En ese momento, la seriedad primó entre todos los integrantes del palco, o entre casi todos.

Porque Mas esbozó una amplia sonrisa -imposible saber si nervisosa, sarcástica, feliz o aliviada- ante lo que estaba ocurriendo en el estadio barcelonista ( «El Gobierno hace el ridículo amenazando con sanciones por la pitada al Himno de España»).

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído