‘Cebolla’ Rodríguez evita el desastre de Uruguay en su debut para la defensa del título

La selección uruguaya de fútbol, vigente campeón del torneo tras adjudicarse la final de 2011, ha arrancado con buen pie en su estreno en la Copa América al vencer este sábado (1-0) a Jamaica gracias a un solitario gol del ‘Cebolla’ Rodríguez, en un duelo que abrió la primera jornada de un Grupo B que cuenta también con la participación de Argentina y de Paraguay.

Uruguay, que es la selección sudamericana con más partidos (191) disputados en esta competición, cambió su historial más reciente en este torneo e inició con un triunfo tras caer derrotado en el debut de sus últimas tres Copas América.

Sin el blaugrana Luis Suárez en las filas, suspendido por la FIFA con nueve partidos oficiales por reincidencia y por el mordisco al italiano Chiellini en el Mundial 2014, el combinado uruguayo amargó la primera participación de Jamaica, invitado por el organizador, en una Copa América.

A pesar de la inexperiencia, los ‘Reggae Boyz’ dejaron un buen sabor de boca ante una Uruguay que se pudo poner por delante en el marcador tras unas manos de Lawrence dentro del área que el colegiado no consideró oportunas como para señalar pena máxima.

Al combinado que dirige el veterano Tabarez le faltó iniciativa y en ocasiones Edinson Cavani, referencia ofensiva por la ausencia de Luis Suárez, estaba obligado a bajar en exceso para pedir el esférico y comenzar con la construcción. Los problemas de distribución atascaron a la ‘Celeste’, en favor de una Jamaica muy bien situada en el terreno de juego.

Necesitó Uruguay de un balón parado para desbloquear el buen planteamiento defensivo montado por Winfried Schäfer, seleccionador jamaicano que ha enriquecido sus conocimientos con numerosas experiencias en diferentes continentes del mundo. Una falta lateral fue prolongada por Godín en el segundo palo para que Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez rematara al palo largo para adelantar a su país en el marcador.

Bajo la ley del mínimo esfuerzo, moviendo de un lado a otro para agotar el tiempo con posesiones largas, el combinado uruguayo fue un juguete que resistió a la ilusión de Jamaica en los minutos finales. Se creyeron capaces de sacar beneficio al guion del partido y se aproximaron al marco de Muslera en numerosas ocasiones, sin ideas suficientes para producir peligro.

Así las cosas, los uruguayos gestionaron el riesgo y resistieron las embestidas finales para encadenar siete encuentros invicto en Copa América (seis en 2011 y uno en 2015), igualando la mejor racha conseguida desde 1993-1995 (1 en 1993 y 6 en 1995).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído