La Audiencia Provincial da la razón a la LFP en el caso Pedro León

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) comunicó este martes que la Audiencia Provincial le ha dado la razón y ha revocado la medida cautelar que le fue concedida al futbolista Pedro León, que no pudo ser inscrito inicialmente por el Getafe la pasada temporada porque limitaba el límite salarial.

El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid ordenó a mediados del pasado mes de noviembre a la LFP que inscribiese al murciano y que permitiese su alineación con el club ‘azulón’ sin que se incurra «en alineación irregular ni en ningún tipo de sanción por dicha razón».

Sin embargo, el Auto de la Audiencia Provincial de Madrid, de fecha 10 de julio, estimó el recurso interpuesto por la patronal del fútbol y revoca esta medida cautelar, dejando claro, según indicó la LFP, que «de conformidad con los argumentos esgrimidos por LaLiga, no aprecia la necesaria apariencia de buen derecho respecto de la existencia de abuso de posición de dominio, al gozar la conducta reprochada de una justificación objetiva y razonable».

«De esta manera, la Audiencia Provincial de Madrid confirma la validez de la normativa de control económico de LaLiga, considerando que los límites del coste de plantilla inscribible en LaLiga son inherentes al ‘necesario saneamiento de las finanzas de los clubes de fútbol profesional’ y ‘»proporcionales a la consecución de dicho objetivo'», subrayó el organismo.

La Audiencia Provincial entiende que, indiciariamente, «las normas de equilibrio presupuestario que limitan el coste de plantilla deportiva inscribible responden a un objetivo legítimo cual es luchar contra el excesivo endeudamiento de los clubes y SAD’s en una situación de crisis económica y, en definitiva, tienden a fomentar la sostenibilidad del futbol profesional».

Además, el dictamen considera el hecho de que la LaLiga deniegue el visado de la licencia solicitada como «proporcional e inherente al objetivo perseguido, dado que los Clubes/SAD adecuarán, de esta forma, sus presupuestos a los límites fijados». «Todo ello sin perjuicio de que el jugador puede ejercitar en todo momento las correspondientes acciones ante la jurisdicción social si considera que su empleador infringe sus derechos laborales; cuestión que, sorprendentemente, no llevó a cabo D. Pedro León Sánchez Gil», añadió.

Finalmente, el Auto significa que ha existido «un factor de distorsión de la competencia» en la concesión de dicha medida cautelar porque el Getafe pudo alinear al futbolista superando el coste salarial máximo, «mientras que el resto de Clubes/SAD se han tenido que ajustar a los límites establecidos, respectivamente, para cada uno de ellos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído