FC Barcelona y UEFA acuerdan reunirse y buscar una «solución diplomática» a la sanción por las esteladas

El FC Barcelona ha explicado este sábado a través de un comunicado que ha solicitado una reunión con la UEFA para buscar «una solución diplomática», sin llegar a recurrir la sanción impuesta por el organismo que rige el fútbol europeo al conjunto culé por las ‘esteladas’ que parte de la afición azulgrana portó en la pasada final de la Liga de Campeones.

La pasada semana, el jueves 23 de julio, la UEFA comunicó de manera oficial la sanción de 30.000 euros al Barcelona por la presencia de banderas esteladas en la final de ‘Champions’, el seis de junio en Berlín y ante la Juventus de Turín. Según el ente europeo, la presencia de dichas banderas vulneró su código de conducta.

El conjunto azulgrana se pronunció de manera oficial este sábado a través de un comunicado en su página web explicando en primera instancia que la gestión del club minimizó la sanción. «Ante las informaciones aparecidas en los medios en relación con la sanción impuesta por la UEFA a nuestra Entidad por la exhibición de banderas ‘estelades’ en la final de la Champions League de Berlín, el FC Barcelona manifiesta».

«Cuando el Club tuvo constancia de una posible sanción por parte de la UEFA, sus servicios jurídicos trabajaron con un argumentario que, una vez enviado al máximo organismo europeo, convirtió una posible sanción de cierre del Camp Nou y una amenaza latente contra el Club en una sanción económica mínima dentro de la reglamentación UEFA y sin ninguna amenaza futura», apunta.

Además, el Barça explica que ese primer acercamiento de ambas partes inclinó a los medios legales del club a buscar una solución diplomática, aceptada de buen grado por la UEFA, en vez de recurrir. «Este cambio fue considerado por el FC Barcelona como un avance importante en este proceso. Aún así, el Club comunicó a la UEFA de manera inmediata que no estaba de acuerdo con la sanción, en defensa del derecho a la libertad de expresión de sus socios y aficionados, y que quería recurrir para que se revisaran los hechos ocurridos para evitar que en un futuro se produjera la misma sanción, dado que la consideraba injusta y desproporcionada», apunta.

«El Club consideró que convenía seguir luchando, por las vías más adecuadas, y así lo hizo saber a la UEFA. Antes de la finalización del plazo para presentar el recurso, el organismo europeo aceptó el hecho de que el FC Barcelona no recurriera a cambio de una reunión de trabajo para una solución diplomática al máximo nivel, en una fecha próxima por determinar», añade.

De esta forma, el Barcelona comunica los motivos que le han llevado a optar por la vía diplomática con la UEFA, pidiendo una reunión para conocer de primera mano el motivo de la sanción y la manera de actuar en futuras ocasiones. La UEFA sancionó al club catalán basándose el artículo 16.2.e de su reglamento, donde condena a la transmisión de mensajes fuera del ámbito deportivo.

«El FC Barcelona tiene el convencimiento de que debe preservar sus derechos y los derechos colectivos de sus socios y aficionados con toda la fuerza y con la estrategia más adecuada», finaliza.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído