La oferta en efectivo y en acciones supera a la de 888

Megafusión en las casas de apuestas: GVC compra Bwin por 1.500 millones

Megafusión en las casas de apuestas: GVC compra Bwin por 1.500 millones
Fútbol, dinero, partidos, apuestas y resultados. PD

La compañía británica de apuestas online GVC Holdings ha informado hoy que su rival Bwin.Party, que también tiene sede en Reino Unido, ha aceptado su oferta de compra por 1.120 millones de libras (unos 1.519 millones de euros).

La oferta en efectivo y en acciones supera a la de 888 (1.250 millones de euros). Los accionistas de Bwin.Party pueden elegir qué porcentaje recibir en efectivo y cuál en acciones.

La oferta de compra de GVC contempla el pago de 25 peniques en efectivo y la entrega de 0,231 acciones propias de nueva emisión, lo que supone el pago de unos 129,64 peniques por acción.

Esta última propuesta implica una prima del 12,5% con respecto al precio de cierre de las acciones de Bwin.party en la sesión del jueves y mejora en un 12,9% la última oferta presentada por 888.

Tras el cierre de la transacción, los accionistas de Bwin.party controlarán aproximadamente el 66,6% de la nueva compañía.

GVC, cuyo valor de mercado es prácticamente la mitad del de 888, ha insistido en hacerse con Bwin.Party incluso después de que la empresa comunicara en julio que aceptaba una oferta inferior de 888 por inspirarle mayor seguridad.

«En lo que a nosotros respecta, la operación está cerrada», señaló el presidente de Bwin, Philip Yea.

«GVC ha mostrado una gran determinación y han trabajado muy duro para conseguir este acuerdo», indicó.

GVC, que controla marcas como Sportingbet, Miapuesta.es, Casino Club y Betboo, financiará el pago en efectivo de la adquisición con una emisión de deuda por 400 millones de euros.

La compañía planea recaudar más de 200 millones de euros con la venta de acciones a inversores institucionales y directivos de su empresa. Deutsche Bank ha asesorado a Bwin.Party en la operación, mientras que Houlihan Lokey lo ha hecho con GVC.

La batalla por la compra de la compañía con sede en Gibraltar empezó en mayo y es la última de una serie de movimientos de consolidación en la industria del juego, animada por el crecimiento del sector y la mayor regulación de los gobiernos, que han subido los impuestos y buscan reducir el fraude.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído