Media Base, exagencia de Mascherano, se desvincula de la investigación por fraude fiscal

La agencia de representación de deportistas Media Base Sports de Mediapro ha asegurado que en los dos años que representó en las redes sociales y medios digitales al jugador del FC Barcelona Javier Mascherano todos los pagos se hicieron «de acuerdo a la normativa fiscal» y, con ello, piden su desvinculación de la investigación surgida a raíz de la querella admitida a trámite contra el argentino por presunto fraude fiscal.

Media Base Sports recuerda que firmó un contrato con Javier Mascherano en junio de 2012, con una vigencia de 2 años, por el que la sociedad pasaba a gestionar la imagen del futbolista «únicamente en redes sociales y medios digitales».

Y, respecto a la querella de la Fiscalía, asegura que de los 6,4 millones de euros que ingresó el futbolista y que serían objeto del posible fraude fiscal por valor de más de 1,5 millones, niegan cualquier relación con los hechos.

«De la cantidad que según la Giscalía ingresó Javier Mascherano únicamente corresponde a Media Base Sports un abono a la sociedad del jugador por un importe de 10.000 euros, correspondiente a una acción publicitaria en redes sociales de una conocida marca de cervezas», señaló.

«En todo momento se actuó de acuerdo a la normativa fiscal vigente. Por todo ello no se puede vincular a Media Base Sports con ninguna actuación irregular contra la hacienda pública», esgrime la agencia en un comunicado.

Este lunes, un juzgado de Gavà (Barcelona) abrió una investigación al jugador del FC Barcelona por presuntamente defraudar a Hacienda 1.556.729 euros al ocultar ingresos de sus derechos de imagen en los ejercicios de 2011 y 2012 del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF).

Lo hizo tras admitir una querella de la Fiscalía que acusa al futbolista de usar dos estrategias para este supuesto fraude: no declarar las rentas obtenidas de la marca deportiva Nike a través de una sociedad domiciliada en Estados Unidos y simular la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad puramente instrumental radicada en la zona franca de Madeira (Portugal).

Concretamente, según la Fiscalía –que se basa en un informe de la Agencia Tributaria– en 2011 el futbolista solamente pagó 128.706 euros de los 716.528 que tendría que haber ingresado, y en 2012 únicamente 281.115 de los 1.250.023 que le correspondían.

El 9 de septiembre, el jugador ya pagó a Hacienda los 587.822 euros presuntamente defraudados en 2011 –más 91.152 de intereses– y los 968.907 supuestamente estafados en 2012, más 102.000 de intereses. Concretamente, la Fiscalía le acusa de dos delitos contra la Hacienda Pública y pide al juzgado que lo cite para interrogarlo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído