Parejo: «Son momentos un poco difíciles»

El jugador y capitán del Valencia CF Dani Parejo ha reconocido este jueves que el equipo vive «momentos un poco difíciles» tras perder de nuevo ante el Atlético de Madrid y caer a la novena posición en la tabla, además de por los pitos recibidos en Mestalla, donde este fin de semana reciben al Levante en un derbi «especial» donde solo pueden ganar para no agrandar la crisis.

«Son momentos un poco difíciles, hay que ser realistas. El domingo pasado no hicimos un buen partido, no salió como todos pensábamos o queríamos, pero ya está, no hay marcha atrás. Es momento para reflexionar, mirar lo que podemos hacer para ayudar. Quedan tres partidos para el ‘parón’ que son tres finales para nosotros», reconoció en rueda de prensa.

Parejo opinó que no les vale nada más que no sea el triunfo ante el Levante. «Es el primer derbi, que es especial y un partido bonito. Es verdad que a lo mejor no llegamos todo lo bien que queremos pero un partido así puede ser importante, un punto de inflexión. Tenemos que afrontarlo como tal, solo vale ganar porque jugamos en casa ante nuestra gente», comentó.

«No llegamos como queremos en el sentido de que todos quisiéramos estar más arriba en la clasificación, no me refiero a otra cosa. Es un partido especial para todos y solo vale ganar, que los tres puntos se queden en casa», ahondó en este sentido.

El capitán cree que, a nivel colectivo, la falta de confianza está lastrando al equipo. «Prácticamente estamos los mismos, el bloque es el mismo. En algún partido no hemos estado bien pero en muchos partidos hemos jugado bien y no hemos ganado, vas perdiendo confianza y entran las dudas porque no hacemos gol, y ese es el problema, no tener la confianza total», lamentó.

Por ello, pese a los pitos, prefiere jugar en casa. «Mejor en casa que fuera, es mi opinión. En casa somos un equipo fuerte, es verdad que no ganamos a Deportivo y Betis y el año pasado ganamos casi todos los partidos. Pero cuando no tienes la confianza de ganar dos o tres partidos seguidos, cuando te aprietan o encajas un gol no lo asumes igual que con total confianza», reiteró.

Tras su reciente paternidad, aseguró estar «contento» y viviendo unos momentos «especiales y únicos» en su vida, si bien quiere mejorar a nivel deportivo. «Tenemos un partido complicado ante un rival que tampoco está bien y necesita ganar como nosotros. No es cuestión de pensar en si voy a marcar, lo importante es que el equipo gane y sume los tres puntos, tenga una victoria más y siga haciendo camino hacia el objetivo», manifestó.

«Me siento bien, feliz, a lo mejor no se dan los resultados como el año pasado y lo que cuenta es si entra la pelota o no. De entrar no hablaríamos de que estamos en una situación un poco extraña, es momento de trabajar y de sacrificarse», argumentó en este sentido el centrocampista.

Pero no rehuyó que no le es agradable ser silbado en Mestalla. «¿A quién no le duele jugar en casa y que te piten? Todos somos humanos, tenemos sentimientos, y es difícil afrontar una situación así. También lo intuyo, hay que darle normalidad a las cosas y oigo el murmullo cuando juego, pero voy a seguir haciendo las cosas como las hago y dando todo por el equipo. Toda la carrera he vivido con que hay muchos que no me quieren y muchos que me quieren. No le doy importancia», matizó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído