LIGA BBVA

La policía carga el muerto del ‘caso Osasuna’ a un jugador del Rayo y a otro del Betis

Amaya y Xavi Torres han sido señalados por las autoridades.

La policía carga el muerto del 'caso Osasuna' a un jugador del Rayo y a otro del Betis
Antonio Amaya. PD

Los jugadores del Betis investigados por su presunta participación en amaños de dos partidos con directivos de Osasuna al final de la temporada 2013/14 y que presuntamente perjudicaron los intereses del Real Valladolid, que descendió de categoría, habrían activado una línea con documentación fraudulenta.

Así lo apunta el Grupo de Delincuencia Económica y Crimen Organizado de la Policía Nacional y, que según el secreto del sumario levantado hoy por el Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, habría servido de contacto para amañar, presuntamente, el partido Betis-Valladolid y el Osasuna-Betis de mayo de 2014.

A tenor de la información facilitada por las operadoras de telefonía, se desprende que de la línea «atribuida a los jugadores del Betis» fue activada «con documentación fraudulenta» en un establecimiento donde «no se comprueba la documentación presentada para su activación justo en el periodo en el que se iban a celebrar los partidos investigados».

A pesar de las diferencias en los relatos en las declaraciones judiciales por parte de los imputados Ángel Vizcay, exgerente de Osasuna, y Txuma Peralta, exdirectivo del club navarro, coinciden en afirmar que este número era el que los jugadores del Betis contactaban con ellos para reclamarles «parte de la deuda contraída por el amaño» de estos partidos.

El análisis realizado detecta que desde esa línea existen comunicaciones con un total de once terminales telefónicos distintos: cuatro de ellos de imputados en la investigación: Vizcay, Peralta, una agente inmobiliaria que habría sido utilizada como intermediaria (Cristina Valencia) y el jugador Antonio Amaya. Otras tres comunicaciones corresponden con personas relacionadas directamente con el fútbol, «lo cual haría inferir que el usuario de dicha línea sería una persona vinculada e alguna forma al mundo del fútbol».

El informe indica que del análisis de las intercomunicaciones «se podría presuponer» que la línea, atribuida a los jugadores del Betis, fue usada «tanto para la negociación» de los partidos presuntamente amañados «como para la reclamación de la deuda contraída por Osasuna con el Betis y por ende de sus jugadores».

La investigación señala que «se desprendían indicios para inferir que el usuario» de la línea «podría corresponderse con el jugador del Betis Xavi Torres», a tenor de la última declaración prestada por Vizcay a principios de octubre y una vez analizada la geolocalización de las antenas de telefonía que dieron cobertura a las comunicaciones realizadas desde dicha línea. El sumario recuerda en este punto que Xavi Torres aparece como denunciado por un presunto delito de «fraude deportivo» en el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia por la presunta compra del partido Levante-Zaragoza cuando el jugador estaba en el Levante.

El juez que instruye el «caso Osasuna», Fermín Otamendi, aprecia indicios de que directivos del club navarro destinaron «importantes cantidades de dinero a amaños de partidos» al término de la temporada 2013/14: 250.000 euros a jugadores del Espanyol por empatar con Osasuna y 650.000 euros a jugadores del Betis por ganar al Valladolid y por dejarse vencer por Osasuna.

El «caso Osasuna», que cuenta con un total de 27 imputados, tendrá la próxima semana las comparecencias en sede judicial de los presidentes de la LFP, Valladolid y Granada; Javier Tebas, Carlos Suárez y Enrique Pina, respectivamente, y de los jugadores Xavi Torres, Sergio García, Jordi Figueras, Jorge Molina y Antonio Amaya.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído