Los periódicos deportivos elogian la "sinfonía" del Barcelona

La Prensa mundial acribilla al Real Madrid de Florentino: «Humillado, rozó el ridículo»

Critican con dureza al Madrid ("La delantera más cara del mundo, inútil") y a Benítez: "Se traicionó a sí mismo".

La Prensa mundial acribilla al Real Madrid de Florentino: "Humillado, rozó el ridículo"
Florentino Pérez. RM

Gritos de "Florentino dimisión" y pañolada pese a que se subió el volumen del himno al final

El titular con grandes caracyteres del ‘Diario As’ lo dice todo: «Goleada al Florentinato».

Y como escribe dentro Jesús Balseiro en el mismo ‘AS‘, cuyo madridismoi esta fuera de toda duda, «humillación» es la palabra más repetida en la Prensa deportiva mundial.

Las crónicas del Clásico sentencian al Real Madrid, casi tan castigado en los medios como en el Santiago Bernabéu en la tarde del sábado.

De la «sinfonía espectacular del Barça» que ilustra Mundo Deportivo a la sorna de Ara: «El Barcelona humilló al Madrid, como tantas veces en los últimos años. La hegemonía continúa».

Las críticas se centran en Florentino, pero también hay nubes negras sobre Benítez:

«El Madrid era lo de Ancelotti, pero peor. Porque para Ancelotti ya estaba Carletto».

«Él fue el responsable número uno», dice La Gazzetta sobre el técnico.

L’Equipe (Francia): «¡Vaya triunfo del Barcelona!». «Segundo, a tres puntos del Barça, el Madrid estaba convencido de que podía batir al Barça par igualar la clasificación». «Primera parte catastrófica». «Verdadera lección del Barça de Luis Enrique, que podría verse afectado a largo plazo por esta humillación».

La Gazzetta dello Sport (Italia): «Suárez, Neymar e Iniesta hunden a Benítez». «El cielo de Madrid se tiñe de azulgrana y se hiela un Bernabéu blindado y furioso». «El Barça no tuvo piedad alguna y aniquiló al Real». «Abucheados tras el primer tiempo, los blancos no comparecieron». «Irreconocibles Benzema y Cristiano». «Los catalanes se acercaron a la manita y la expulsión de Isco resumió la debacle del Madrid y de Benítez, que ahora se enfrentará a una lluvia inevitable de críticas». «El responsable número uno del desastroso Madrid fue Benítez». «Show de Neymar y Suárez». «Cristiano, un fantasma».

The Guardian (Inglaterra): «Suárez golpea dos veces y el Barcelona destroza al Madrid». «Leo Messi salió, pero no fue al rescate, sino para tener un papel en la destrucción que había comenzado sin él». «El único aplauso de la noche fue para Isco, cuando fue expulsado por una entrada salvaje sobre Neymar». «El Madrid, completamente fuera del partido en el primer Clásico de Benítez». «Si no hay cambios, no parece candidato al título».

Mirror (Inglaterra): «Humillación para los de Benítez». «El intento de hacer un once ofensivo de Rafa, o lo que pareció el once de Florentino, se estrelló. Y fue dramático». «Sergi Roberto cumplió y aprovechó la oportunidad». «La delantera más cara en la historia del fútbol, completamente inútil».

Olé (Argentina): «Al ritmo del cuarteto». «El Barcelona le dio un tremendo baile a domicilio al Real Madrid: le ganó 4-0 con goles de Suárez (doblete), Neymar e Iniesta. Y encima Lionel Messi volvió a jugar después de ocho semanas. La fiesta es culé».

Globoesporte (Brasil): «¿Messi para qué?». «El Barcelona no necesitó al diez para destruir al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Golearon con 0-4 y hubo exhibición de gala, dominaron el partido en todo momento». «Cristiano Ronaldo, abatido y sin reacción», apenas corrió tras la pelota».

O Jogo (Portugal): «El Barcelona destrozó al Madrid en el Bernabéu». «El Madrid fue humillado en casa ante su gran rival, que dominó cada apartado y pudo conseguir un resultado mejor que el 0-4».

Sport: «El Barça humilla a un Madrid ridículo». «El Barcelona destrozó al Real Madrid, al que dejó sumido en una profunda crisis tras otro desastroso partido de los de Rafa Benítez. La apuesta ofensiva del técnico blanco -dispuesto a enterrar la pésima imagen dada una jornada antes en Sevilla- le salió rana de todas, todas. Y la humillante derrota en el Clásico retrató de nuevo las carencias de un Madrid que camina sin rumbo ni timonel en la Liga».»Así de claro. El equipo blaugrana hizo una auténtica exhibición futbolística en el Bernabéu y se llevó un clásico que deja KO a Benítez y a sus jugadores». «Los blancos rozaron el ridículo y fueron abucheados por su propio público», recoge el artículo de opinión de Lluis Mascaró.

Mundo Deportivo: «Sinfonía espectacular del Barça y concierto de pitos para el Madrid». «El Barça de Luis Enrique ha escrito otro capítulo brillante y espectacular en la historia de los Clásicos. Como aquel 0-3 de Ronaldinho o como aquel 2-6 de Messi. No es fácil jugarle al Madrid en su estadio y menos degradarle hasta la burla y el ridículo, pero volvió a hacerlo». «El Real Madrid sí apostó por la BBC de entrada y fue un desastre». «Fue un Madrid vulgar, deshilachado, alejado de un fútbol con criterio. Muy desmejorado y envejecido».

El País: «El Barça deja muy sonado al Madrid». «Un excelente y puro Barça abrió en el Madrid una herida de proporciones muy inquietantes para la entidad de Chamartín, sonada en lo deportivo y con el palco ya en la diana. Del clásico todo el mundo blanco salió mal parado: el entrenador, los jugadores y el presidente, Florentino Pérez, al que la gente pidió la dimisión en el intermedio y en varias fases del segundo tiempo». «El Madrid se alineó como gusta en los despachos, como hasta ahora no había predicado el técnico. En el día grande, Rafa Benítez fue Carlo Ancelotti». «Para el Madrid, un desengaño colosal, mareado por el PSG, fulminado en Sevilla y atropellado por el Barça. No hay duda del desequilibrio deportivo e institucional, con un entrenador que ya no suena tan auténtico tras claudicar en el día de autos, un Cristiano extraviado en estos días y el alto dirigente cuestionado como nunca».

El Mundo: «El Barça humilla al Madrid de Benítez». «Todo empezó por un entrenador que se traicionó a sí mismo, por un técnico que quizás interpretó a quien manda para acabar por escuchar cómo la grada pedía a gritos la dimisión del presidente. Todo era, pues, dantesco en el Bernabéu, convertido en un coso en el que el Barça toreó como antaño, sin necesidad de que su mejor matador se vistiera de luces de inicio». «Benítez se quedó en su cueva, como si esto no fuera con él. Así lo ha entendido el público. Lo dramático es que lo entiendan así sus jugadores y que el mismo entrenador lo crea. A diferencia de sus antecesores, ya no está solo en la diana».

ABC: «El Barcelona se pasea por el Bernabéu». «En el Madrid, Casemiro perdía su sitio: la BBC, James y los dos interiores. Es decir, el Barcelona reforzaba su centro del campo, el Madrid se ancelottizaba. Paradójica valentía la de Benítez, la de darle la razón al ambiente. Todo al rojo. Y Benítez falló. Entregó la cuchara, porque el Madrid no existió». «Y eso se vio. Un fútbol arraigado durante años frente a una caricatura. Una renuncia. Una triste (porque triste fue) renuncia de Benítez. «El Madrid era lo de Ancelotti, pero peor. Porque para Ancelotti ¡ya estaba Carletto!». «El Barcelona, hay que decirlo, tuvo piedad, y Munir le quitó el quinto a Piqué. Para evitar que se oyeran los gritos, el himno casi nos deja sordos. Eso sí, se vieron los pañuelos. Del viejo Madrid queda esa pañolada».

Sportyou: «Repaso del Barcelona al Real Madrid». «El Real Madrid se midió a otro grande y volvió a cantar la gallina. El repaso del PSG en el Bernabéu no fue flor de un día y tuvo su continuidad con la visita del FC Barcelona. Benítez puso la alineación que más gusta en todos sitios y el resultado fue muy inesperado. No hubo noticias de las estrellas del Madrid antes del descanso. Ni en defensa ni en ataque. El cuatro a cero final es un fiel reflejo de lo que sucedió en el césped».

La Vanguardia: «Ballet azulgrana en el Santiago Bernabéu». «Por momentos, el fantasma del 2-6 sobrevoló el Santiago Bernabéu. La superioridad del Barça era imponente y la impotencia del Madrid, preocupante para los suyos. El primer clásico del curso sólo tuvo color azulgrana. Luis Enrique bailó a Benítez, que sólo pudo mascar chicle y mirar hacia otro lado. Un recital que, para más inri, Messi presenció desde el banquillo de inicio. Un triunfo histórico, sin discusión». «Benítez traicionó sus principios y el Barça le castigó. Apostó por alinear a todas sus estrellas desde el inicio para sorpresa de propios y extraños. Un once que hubiera firmado el propio Florentino Pérez». «La exhibición del Barça en el Bernabéu ocupará desde ya un espacio de oro en los libros de historia azulgrana. Una superioridad que puede provocar un auténtico terremoto en el Madrid». «La Messidependencia, cosa del pasado».

El Periódico: «El Barça revienta al Madrid». «El Barça de los mejores tiempos, aquel que se paseaba por el Bernabéu como Pedro por su casa, ha vuelto. Sin Guardiola ni Mourinho, sin Messi, suplente, reservado para asuntos futuros, ahora con Luis Enrique y Benítez. El hastío de ver al máximo rival tutearle, chulearle en su casa, ha llegado al límite de lo admisible para los aficionados blancos que han reclamado la dimisión de Florentino Pérez, uno de los que sigue de aquellos años».

Ara: «El Barça humilla al Madrid». «Queremos once Juanitos, fue la respuesta del público del Bernabéu al fútbol del Barça. La frase lo dice todo». «Se terminó pidiendo la dimisión de su presidente y el partido supone un antes y un después en la historia de los Clásicos. Las consecuencias serán grandes». «El Barça humilló, como tantas veces en los últimos años. La hegemonía azulgrana continúa».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído