El expresidente de la Conmebol acusa a Gorka Villar de extorsionar a clubes uruguayos

MONTEVIDEO, 27 (Reuters/EP)

El expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol Eugenio Figueredo acusó al director general de la organización, el español Gorka Villar, de extorsionar a clubes uruguayos que presentaron una denuncia en su contra, por lo que el fiscal del caso lo ha citado a declarar, según informa la prensa local.

Según el diario El País, el fiscal Juan Gómez envió un exhorto a la Justicia paraguaya para que Gorka Villar, hijo del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Angel María Villar, designe un abogado dado que pretende que declare en la causa en Uruguay. «Ya enviamos el exhorto, ahora tenemos que esperar», declaró el fiscal al periódico.

Gómez es el fiscal de la causa en la que es investigado Figueredo a raíz de una denuncia presentada en 2013 por el sindicato de futbolistas y por varios clubes locales, por una dudosa asignación de derechos de televisión de torneos de fútbol continentales.

«Por los argumentos esgrimidos (el fiscal) tiene los elementos para traerlo», dijo a Reuters el abogado Pablo Barreiro, que representa al sindicato de jugadores de fútbol local.

Figueredo, de 83 años y también ex dirigente de la FIFA, llegó a Uruguay el jueves después de ser extraditado por Suiza, donde estaba detenido desde mayo. El dirigente acusó a Villar de «extorsionar» y ejercer «presiones» sobre los clubes después de que realizaron la denuncia, dijo Barreiro.

Gómez aseguró que Villar pudo proceder de esta manera gracias a la influencia de su padre, el presidente de la RFEF y vicepresidente primero de la UEFA y la FIFA, Angel María Villar.

Figueredo también afirmó que los presidentes de las asociaciones que integran la Conmebol recibían grandes sumas de empresas televisivas por la firma de contratos de derechos de emisión, dijo Barreiro. Después de recibir este dinero, se evitaba la llamada a nuevos ofertantes o contratantes en los torneos organizados por la Conmebol.

Figueredo fue internado en el hospital el viernes tras sufrir una descompensación, pero el sábado por la tarde recibió el alta médica y volvió a la cárcel. Su abogada, Karen Pintos, dijo a Reuters que pedirá la prisión domiciliaria debido a la edad y al estado de salud de su defendido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído