Gareth Bale será baja en El el Real Madrid después de una maratón de golf

Media Liga española se decide hoy en cuatro horas

Media Liga española se decide hoy en cuatro horas
Cristiano Ronaldo (REAL MADRID). Don Balón

Como resume Luis Nieto en ‘AS’ este 20 de abril de 2016: «Cuatro horas, tres partidos y un mundo en un punto».

La Liga recobra de un golpe la emoción máxima y el formato de partidos casi simultáneos, ensayo para las dos últimas jornadas, con la sensación de que la situación puede sufrir un vuelco.

El Real Madrid, que cerrará la jornada, necesita dos. Esta noche estará en manos de un Athletic que viene de una situación parecida a la suya (se le ha aparecido la Champions sin esperarlo, lo que complica al Atlético) y de un Depor mermado que se entromete en la crisis del Barça.

El Villarreal se ve en la boca del lobo. Diez partidos con Zidane en el Bernabéu, nueve victorias blancas y una tonelada de goles (40). El peor rival en el peor momento.

Porque el equipo de Marcelino asoma con cinco bajas de peso (Soldado, Mussachio, Jaume Costa, Samu Castillejo y Pina), la fatiga de la Europa League y tres derrotas en los últimos seis partidos de Liga después de haber estado catorce jornadas invicto.

Era un choque programado para la rotación y ha acabado siendo un encuentro para los supervivientes. El regreso de Bruno, depositario de los valores del equipo, es la única noticia que celebrar en el cuadro amarillo.

Zidane, que tiene más, se ve de nuevo sin Bale. El galés, por unos motivos o por otros, se ha perdido ya 18 partidos esta temporada.

En Getafe disputó 57 minutos, hizo un gol y aprovechó el día libre para jugarse 36 hoyos en dos campos de Cádiz con el intervalo de su presencia en el Open de España, según publicó la web ten-golf.com. Dos días después apareció en el parte médico.

También está lesionado Carvajal, lo que obliga de nuevo al empleo de Danilo. Un alivio para quienes le ficharon a precio fuera de mercado y una incomodidad para el Bernabéu, ante el que compareció como imputado tras la derrota en Wolfsburgo. Esta vez suena que parará Kroos y volverán Modric y Casemiro.

Y también que repetirán Isco y James, que recuperan en la Liga el terreno perdido en Europa. Ambos se esmeraron en Getafe en el propósito de enmienda. Atrás, Ramos oxigena a Pepe.

Mucho tiempo después, el Bernabéu tendrá un ojo en el marcador (durante la primera parte) y un oído en la radio (en el prólogo). Y es que dos horas antes el Barça traslada sus temores a A Coruña, con una defensa recompuesta, con Luis Enrique de peor humor de lo habitual y con un equipo atónito en un escenario nuevo.

No es posible la revolución porque la MSN ni tiene relevo ni lo toleraría, porque no hay centrocampistas del nivel de Busquets e Iniesta, porque nadie puede relevar a Jordi Alba y a Mascherano. Luis Enrique ha autolimitado sus maniobras pese a que el equipo lleva en los lomos 56 partidos. Hoy tocará las zonas no sensibles (Alves por Sergi Roberto, Sergio Roberto por Rakitic, quizá caiga Bravo) ante un Depor con un solo central, un once revolucionario y menos expectativas que en la primera vuelta.

A caballo entre Madrid y Barça, el Atlético presenta en San Mamés la revitalizada sociedad Koke-Torres con la sensación de que todo será cuesta abajo después de este compromiso. El Athletic, sin Laporte ni Aduriz, puede acabar el día a tres puntos de Champions. Su ariete será Viguera, que sólo ha jugado 13 partidos y no ha marcado ningún gol. Los reservistas también van a esta guerra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído