Abelardo: «Si no ganamos estamos muy jodidos y perdemos un 60-70 por ciento de posibilidades de salvarnos»

El entrenador del Real Sporting de Gijón, Abelardo Fernández, ha señalado este jueves en la previa del partido contra el Eibar en El Molinón de este viernes, que si no suman los tres puntos en casa contra los ‘armeros’ estarán «muy jodidos» y perderán «un 60-70 por ciento» de opciones de salvarse, por lo que ha pedido al vestuario que afronte el partido como si fuera «el último» de la Liga BBVA.

«Si perdemos estamos muy jodidos, tenemos que ganar sí o sí y no pienso para nada en los dos últimos partidos, ni hago cábalas. Mañana hay que ganar, lo vamos a dar todo y el equipo se va a vaciar. Estoy transmitiendo a mis jugadores que mañana es el último partido, que importa ganar», manifestó en rueda de prensa.

Abelardo tiene claro que solo vale ganar. «Si perdemos nos quedarán opciones muy pequeñas, si empatamos algo menos pequeñas y si ganamos tendremos la opción de ir a Getafe a intentar conseguir el objetivo. Si no ganamos perdemos un 60-70 por ciento de opciones de salvarnos. Tenemos que ganar y los rivales tienen que intentar ganar su partido como nosotros el nuestro», reconoció.

«Matemáticamente no dependemos de nosotros mismos, pero si ganamos los tres partidos tendrían que darse carambolas para no salvarnos. Ganando los tres partidos tenemos un noventa y pico de opciones de salvarnos. Nos jugamos el mantenernos en Primera y se tiene que notar por nuestra parte y la del público», se sinceró.

Pese a esa presión que quiere quitar, pese a la importancia del duelo, el asturiano cree que su equipo está bien anímicamente. «Mañana sí que es una final y el equipo ha estado compitiendo a buen nivel. Sabemos lo que nos jugamos, no nos vale otra cosa que no sea la victoria y tenemos que salir a ganar. La gente va a empujar muchísimo, como contra el Sevilla. No nos puede pesar la ansiedad y tenemos que ganar sin meternos demasiado presión. Hay que ser valiente e ir a por el partido pase lo que pase», advirtió.

«Tenemos que ser un equipo valiente, agresivo, que esté encima del rival y que ataquemos y que tengamos esa intensidad 90 minutos, porque el Eibar no lo va a poner fácil seguro. La gente sabe que nos queda este partido y ojalá ante el Villarreal nos juguemos el objetivo y sea igual. Nosotros tenemos que empujar todo lo que podamos», añadió al respecto.

De todos modos, Abelardo reconoció que prefiere estar luchando por la salvación que no estar ya sentenciado. «Es un partido que todos queríamos jugar, llegar a esta situación ahora mismo pues sabíamos a inicio que ojalá pudiéramos pelear por la permanencia al final, como el año pasado por el ascenso. Para los chavales era mucho más complicado el año pasado por lo que pasaron a nivel económico. Ahora, pase lo que pase, el club está salvado económicamente», apuntó sobre los problemas económicos de antaño.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído