Merino: «Debería costar más sacar la segunda amarilla»

El entrenador del Betis, Juan Merino, lamentó la derrota (0-2) ante el FC Barcelona este sábado en el Benito Villamarín, donde los locales tuvieron que jugar desde el minuto 35 con uno menos por la expulsión de Westermann, una decisión arbitral que confesó condicionó a su equipo.

«Cuando te quedas con 10 ante un equipo contra el Barcelona son muchos minutos por delante. Si ya de por sí para ganarle al Barcelona o sacar algún punto necesitas una serie de cosas como que tú estés al 100% y ellos no tengan un mal día. Además, hace falta un poco de suerte», afirmó en una rueda de prensa centrada casi en exclusiva en la segunda amarilla al jugador bético.

«Sabíamos que el Barça tenía toda la semana para preparar el partido, hubiera sido diferente que hubiesen tenido dos competiciones. A lo mejor con cansancio o con rotaciones les hubiéramos podido sorprender más, pero aun así estoy muy contento del rendimiento de mis jugadores. Hemos estado muchos minutos con un hombre menos, ellos han sido justos vencedores»», añadió.

Merino explicó que otras veces los colegiados tienen manga ancha con la segunda amarilla. «La podía pitar o no la podía pitar, podía haberlo expulsado o no hacerlo. Hemos visto también situaciones en las que con una tarjeta amarilla el árbitro habla con el jugador, no muestra la amarilla y luego la puede sacar en otra jugada», declaró.

«Al final le ha sacado la segunda amarilla a Westermann, vemos la jugada y es verdad que se la puede sacar. No hay ningún tipo de problema, pero sí es verdad que ha pasado muchas veces en las que debería costar más el sacar la segunda amarilla. La expulsión puede ser justa en un momento dato. Si el árbitro lo ha interpretado así, yo también. Sí es verdad que a lo largo del campeonato ha habido diferentes jugadas así y a lo mejor el árbitro no ha sacado la amarilla. Al final depende de la interpretación, pero si el árbitro saca la amarilla es justa»», añadió.

Por otro lado, Merino no entró a valorar posibles errores de su defensa y portero en el primer gol culé. «El Barça te hace correr mucho y te desgasta tremendamente, el esfuerzo del equipo ha sido muy grande. Nos hubiese gustado sacar al equipo y presionar más arriba, pero al final contra todos los equipos que juega el Barça, inclusive el Atlético de Madrid, terminan cerca de su área. La valoración que hago de mis jugadores es que han estado tremendos en el esfuerzo», afirmó.

«Sabíamos que el balón lo íbamos a tener poco. A este equipo puedes hacerle daño en las transiciones si eres capaz de robarle en campo contrario, pero a partir de la expulsión todo fue más dificultoso. Después del 1-0, como no hubiera sido en una jugada aislada o de estrategia, situaciones en las que todo se iguala más, estaba difícil con uno menos», añadió.

Además, Merino no vio motivos de queja por el césped, una campo sin regar que denunciaron los azulgrana. «El césped estaba perfecto, que si le ha podido o no faltar agua… son detalles al fin y al cabo. De lo que seguro no se ha quejado es de lo corto que estaba, un poco más corto que en otros campos», explicó antes de ser preguntado de nuevo por la incidencia de la expulsión.

«Tengo la sensación de que estando con un jugador más seguro que le hubiera llegado la intranquilidad al Barça. Veía al equipo muy sólido a nivel defensivo y en cualquier contragolpe le podíamos haber hecho daño. Es cierto que teníamos poca profundidad, pero veía al equipo bien situado. Es cierto que ellos están acostumbrados a jugar este tipo de partidos, pero veía a mi equipo muy serio», finalizó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído