Löw: «Quizás Francia es más favorita porque juega en casa»

El seleccionador de Alemania, Joachim Löw, resaltó este lunes que Francia, su rival este jueves por un puesto en la final de la Eurocopa, hizo «un muy buen partido» ante Islandia, pero que también ha pasado «por alguna dificultad» en el torneo, y afirmó que los ‘bleus’ pueden ser considerados más favoritos en esta semifinal porque «juegan en casa».

«Francia hizo un muy buen partido ante Islandia, pero ha pasado por alguna dificultad en ciertos encuentros. Juegan en casa y tienen mucha confianza y muy buenos jugadores como Giroud, Payet o Griezmann. Es muy fuerte y siempre he dicho que estaba entre los favoritos», señaló Löw en rueda de prensa donde confirmó la baja de Khedira y la duda de Schweinsteiger, que le obligarán a hacer «cambios». «Tengo confianza en todos mis jugadores, incluso en los que no han jugado todavía porque han mostrado buen nivel en los entrenamientos y están en forma», advirtió.

Sin embargo, recordó que no le gusta «demasiado» hablar de «favorito» en un partido, pero que dejó claro que «quizás» ese papel fuese para su rival «porque juega en casa». «Pero después de 90 ó 120 minutos este tipo de cosas no tiene importancia», aclaró.

Para el germano, la selección ‘bleu’ «es un poco parecida» a Italia, su rival en los cuartos de final, «aunque juego un poco menos defensivamente» ya que cuenta con dos centrocampistas como Pogba y Matuidi que «se proyectan hacia el ataque».

Además, Löw remarcó que el último enfrentamiento oficial, en los cuartos del pasado Mundial de Brasil, con victoria alemana por 1-0, fue «muy duro» y «equilibrado», pero que su triunfo «no tendrá importancia» el jueves en Marsella. «Francia ha progresado con Didier Deschamps desde 2014 y, como ya he dicho, lo de las ‘bestias negras’ no me interesa y no cuenta en un gran torneo», apuntó.

«Respetamos a Francia, está claro, pero independientemente de nuestra situación personal, sabemos exactamente lo que tenemos que hacer. Tengo la sensación de que el torneo está solo empezando. Estamos llenos de energía, aunque llevamos juntos seis semanas. Me encantan estos partido ante rivales tan duros», declaró.

Finalmente, el seleccionador de la actual campeona del mundo confirmó que hubo «mucha emoción, casi euforia» en su vestuario tras eliminar a Italia. «Pero pasada media hora todo se comenzó a calmar. Fue muy duro a nivel psicológico», sentenció.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído