DON BALÓN

Así tumbó un Madrid (algo) espeso a un Celta valiente: 5 cosas que aprendimos

Los de Zidane estuvieron correctos, pero menos brillantes que en la primera jornada ante la Real Sociedad. Marcaron Morata,Kroos y Orellana

Así tumbó un Madrid (algo) espeso a un Celta valiente: 5 cosas que aprendimos
Así tumbó un Madrid (algo) espeso a un Celta valiente: 5 cosas que aprendimos Don Balón

El Real Madrid logró doblegar a un celta pegajoso en el Bernabéu gracias a un golazo de Kroos y a que Zidane ha conseguido impregnar de una buena base física y táctica a un equipo más solidario que antaño. Pese a todo, el Celta no sólo plantó cara, sino que pudo sacar puntos del Bernabéu. Estas fueron las claves del partido:

El medido plan del Celta. De principio a fin de la primera parte, Berizzo supo cómo coser sus líneas y dejar ciego al ataque del Real Madrid.Elm equipo gallego presionó muy arriba y casi al hombre, dejando sin respirar las vías de salida merenges. Casemiro, Modric y Kroos apenas tenían huecos y el Madrid abusó de la circulación horizontal en campo propio. Con el paso de los minutos, la posesión se igualó y aunque los blancos tuvieron alguna ocasión esporádica producto de lanzamientos lejanos, no fueron un martillo. Tampoco el Celta, ojo, que sí dispuso de alguna llegada con peligro aunque le faltó aire para rematar. En el segundo tiempo fue otra historia. El partido se abrió y aunque los celestes siempre respondieron y llegaron a empatar, el empuje del Madrid fue mayor. Pudieron haber puntuado perfectamente en el Bernabéu.

Morata (correcto) necesita un aviso. Alguien debe decirle al chico que lleva tres partidos oficiales desde su regreso al Real Madrid. Que no es obligatorio que cuente sus partidos por exhibiciones y que marque en cada encuentro. Ha aprendido a aguantar balones de espaldas, a abrir huecos, a ser peligrosísimo partiendo desde las bandas… pero se acuerda del ‘machaque’ del Bernabéu y es consciente de que si no ve portería, con el tiempo estará muy cuestionado. Hizo un gran partido en Anoeta, bastante más discreto en su regreso al coliseo blanco a pesar de su tanto y de que casi anotó el segundo, que hubiese dado una tranquilidad enorme antes del empate de Orellana.

Leer noticia completa en Don Balón

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído