DON BALÓN

El mensaje envenenado de Pep Guardiola a Claudio Bravo y su ‘chapa a Kimmich

El técnico no está del todo contento con el rendimiento del chileno

El mensaje envenenado de Pep Guardiola a Claudio Bravo y su 'chapa a Kimmich

El ‘matrimonio’ entre Claudio Bravo y el Manchester City no está siendo todo lo fácil que se esperaba. El portero está levantando muchas dudas en el conjunto ‘citizen’, también para Guardiola.

Tanto es así que desde Inglaterra ya apuntan al interés del técnico catalán en fichar a otro portero para la próxima temporada.

Lo que se caba de desvelar es el contenido de su famosa ‘chapa’ a Kimmich.

l pasado mes de marzo, el Bayern visitó la cancha del Borussia Dortmund en un partido de la Bundesliga. El encuentro terminó 0-0 y, aparte de dejar al cuadro bávaro cerca del título, no dejó demasiados detalles por lo que ser recordado. Hasta que el árbitro señaló el final.

Entonces, Guardiola se fue directo hacia Kimmich y tuvo una breve pero intensa charla en el centro del campo con él, que terminó en un abrazo al futbolista. La imagen de un enérgico Guardiola dio la vuelta al mundo, pero ¿qué le dijo exactamente? Martí Perarnau lo recoge en su libro ‘Pep Guardiola, La metamorfosis‘.

En el último minuto del encuentro, Benatia sustituyó a Xabi Alonso y Guardiola le ordenó que le diera instrucciones a Kimmich. El técnico no quedó satisfecho por esos últimos minutos y concluido el encuentro se fue hacia Benatia. «Mehdi, ¿le has dado las instrucciones a Kimmich?», pregunta Guardiola. «Sí, Pep, se lo he dicho, pero había mucho ruido».

En ese momento, Pep se dirige a Kimmich y se produce esta conversación, que reproduce Perarnau:

  • – ¿Has oído las instrucciones de Benatia?
  • – No, Pep, no las he oído.
  • – ¡Joder, tenías que colocarte de mediocentro!
  • – Lo siento, no lo he escuchado.

– Tenías que colocarte por delante de la defensa de cuatro y mantener la posición, pero te has ido de la zona y hemos perdido el control. Tienes que estar atento cuando te dan instrucciones.

  • – Lo siento, no me he enterado.

Tras eso, Guardiola le abraza y añade:

  • – Has jugado sensacional, Josah. Eres bueno, muy bueno. ¡Te dije que podías hacerlo, te lo dije!
  • – Gracias, Pep, ha sido duro, pero ha salido bien.
  • – No, bien no. Ha salido cojonudo. Eres la hostia, Josh, eres la hostia. Estoy muy orgulloso de ti.

Leer noticia completa en Don Balón

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído