DON BALÓN

Con lupa: El examen para Zidane ante la Real (se juega más de lo que parece)

Por primera vez, el entrenador no solo ha perdido su 'estrella', sino que recibe críticas desde todos los sectores

Con lupa: El examen para Zidane ante la Real (se juega más de lo que parece)
Con lupa: El examen para Zidane ante la Real (se juega más de lo que parece) Don Balón

Algo más de un año después, Zinedine Zidane vive un mal momento sentado en el banquillo del Real Madrid. Tenía que pasarle. Hasta ahora, el francés prácticamente solo había conocido el lado feliz de ser el entrenador del equipo. Tres títulos, entre ellos la Undécima Champions para las vitrinas de la entidad, y muchas eliminatorias y partidos después, el Real cae eliminado en una competición con Zizou como técnico. Y después de hacer una mala eliminatoria ante el Celta de Vigo en líneas generales, algo que concuerda con el mal momento físico y futbolístico que atraviesa el equipo desde hace un mes.

Aunque este fracaso no supone, ni mucho menos, ni el menor atisbo de peligrosidad para la continuidad de Zidane en el banquillo -en el club la Copa se sigue viendo como el menor de los tres títulos del curso y únicamente un buen complemento que ‘viste’ los de la Liga o la Champions- sí es cierto que ha dejado tocado al técnico. No sólo a él personalmente y de forma anímica, como reconoció nada más acabar el choque ante el Celta, sino de cara a una afición que le veía (y le sigue viendo) como el hombre capaz de terminar con años de vaivenes absurdos y constantes cambios en el banquillo del equipo. Y también, de cara a un club que tiró de él por absoluta necesidad hace un año.Es lógico y evidente, pero dentro de la entidad siempre hubo dudas con Zidane, sobre todo al principio. Nadie en el Real Madrid dejaba de confiar en él como un potencial entrenador del primer equipo para muchos años. La pregunta era más bien si a inicios de 2016 estaba preparado para asumir ya el cargo, recogiendo la herencia negativa que recogía: Una plantilla desencantada por la marcha de Carlo Ancelotti y la llegada de Rafa Benítez, y unos resultados que hacían muy factible la posibilidad de que el Real Madrid terminase 2016 sin título alguno que ofrecerle a sus aficionados.

Leer noticia completa en Don Balón

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído