DON BALÓN

¡Que se preparen! La rabia contenida en el vestuario del Real Madrid

La victoria ante la Real Sociedad ha despejado muchas dudas, pero también ha terminado de sembrar un caldo de cultivo peligroso

¡Que se preparen! La rabia contenida en el vestuario del Real Madrid
¡Que se preparen! La rabia contenida en el vestuario del Real Madrid Don Balón

Tranquilidad. Esa es la palabra que le rondará a cada jugador del Real Madrid en la cabeza este lunes, después del triunfo contundente por 3-0 ante la Real Sociedad en el Santiago Bernabéu

cerrando una jornada fantástica para los intereses madridistas: empates de Barça y Atlético de Madrid y derrotas de Sevilla y el propio conjunto donostiarra, algo que ha hecho que los cuatro inmediatos perseguidores de los de Zidane hayan pinchado este fin de semana. Ahora, sin Copa del Rey que afrontar esta semana, la plantilla tiene siete días para descansar y preparar a conciencia su nueva visita a Vigo para enfrentarse al Celta el próximo domingo.

De esa salida y del choque aplazado que el Real Madrid tiene en Mestalla va a depender en buena medida la emoción en una Liga cada vez más blanca de aquí a mayo. Así que, en teoría y salvando la eliminación todavía reciente en el torneo del KO todo deberían ser buenas noticias en el entorno y dentro del vestuario merengue. Sin embargo, la victoria contra el equipo txuri urdin en una noche fría y con apenas tres cuartos de entrada en el Bernabéu dejó posos de mal rollo que aún no se han enterrado.

Hablamos de los silbidos previos a Danilo y Benzema cuando la megafonía del estadio coreó sus nombres en los anuncios de las alineaciones. El delantero francés se llevó la peor parte, pues Danilo estuvo más o menos bien durante el partido y le puso voluntad, algo que aplacó en parte los malos humos del público. Pero Karim volvió a cuajar una actuación mediocre y hubo, literalmente, división de opiniones (con más aplausos que pitos, pero con una cuota de silbidos importante) cuando fue sustituido por Álvaro Morata mediado el segundo tiempo.

El Bernabéu también abroncó al equipo en dos fases del partido, y esto es realmente lo que inquieta a vestuario y cuerpo técnico. Durante la primera parte, en la que el Madrid estuvo firme atrás pero insulso en ataque hasta el gol de Mateo Kovacic, con un rifi-rafe especialmente desagradable entre Cristiano Ronaldo y una parte de la grada (el luso llamó «hijos de puta» a quienes le silbaban), y en el segundo periodo, en una fase en la que la Real, ya con 2-0 en contra.

Leer noticia completa en Don Balón

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído