Los paparazzis habían tendido una emboscada y se las prometían muy felices

El abrigo con el que Alvaro Morata dejó planchados a fotógrafos y reporteros

El delantero del Real Madrid era esperado a la salida de un conocido restaurante madrileño en el que cenó con su pareja, la modelo italiana Alice Campello.

El abrigo con el que Alvaro Morata dejó planchados a fotógrafos y reporteros
La modelo Alice Campello con su novio Alvaro Morata, debajo de un moderno abrigo. RM

Morata ha jugado 27 partidos, pero solo 1.175 minutos, trece encuentros reales

El tipo es un genio: dentro y fuera del campo.

Álvaro Morata se ha quedado con los periodistas que le esperaban en la ida de un restaurante madrileño para fotografiarle con su novia (Álvaro Morata mete en un nuevo lío a Zinedine Zidane).

El futbolista lucía un abrigo que tenía dos objetivos muy claros: protegerse del frío y ocultar su identidad ante los reporteros que esperaban en la salida de la cena (Las nuevas ofertas que tiene Álvaro Morata encima de la mesa).

La chaqueta le cubría completamente el rostro, pero con una silueta que lo semejaba con un tipo de villano o de robot. Embellevía la escena su novia, la modelo Alice Campello.

Sin lugar a dudas, el abrigo del futbolista ha llamado la atención y más de uno se ha quedado con un palmo de narices (El contundente mensaje de Álvaro Morata sobre su futuro).

SU FUTURO EN EL REAL MADRID

Zidane ha marcado a Morata como si fuera un central y le ha maniatado para ponerle las cosas claras y el chocolate espeso. El francés es sabio a la hora de cortar por lo sano y explicar su postura en las situaciones difíciles.

El canterano, que llegó tras la Undécima, no ha disputado hasta ahora los minutos deseados, solo suma 1.175, y las tentaciones del Chelsea y de otros clubes de la Premier le rondaban la cabeza con el interés de los intermediarios por hacer una buena caja en el mes de julio.

El entrenador cogió al delantero y le dijo con rotundidad, mirándole a la cara, como hacía Luis Aragonés, que cuenta con él para la próxima temporada. Le advirtió que no pierda un minuto de su vida en pensar en ofertas de Inglaterra e Italia.

El responsable de la plantilla del Real Madrid ha subrayado en el club que cree en Morata y que no hay dilema de futuro. Álvaro no se toca. Tiene contrato hasta 2021 y «esta es su casa». No se vende.

Puesto el balón en su sitio, Zidane tiene el objetivo peliagudo de concederle más minutos en un equipo conectado a la «BBC» desde septiembre de 2013.

Es el problema que debe solventar el responsable del plantel, inmerso en una dualidad de solución complicada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído