El equipo de Zidane dominó el encuentro tras remontar un tanto inicial de Insigne

El Real Madrid se impone a ‘tiros’ al Nápoles (3-1): golazos de Benzema, Kroos y Casemiro

El equipo de Zidane toma una cómoda, aunque no definitiva, ventaja para la vuelta de octavos

El Real Madrid se impone a 'tiros' al Nápoles (3-1): golazos de Benzema, Kroos y Casemiro
Benzema y Casemiro (REAL MADRID). RM

Estupendo partido en las dos áreas, con un Madrid mejor y más certero. Benzema ofreció su mejor versión y Casemiro hizo un gol de época. Keylor se tragó el 0-1

Sufrió este 15 de febrero de 2017 el Real Madrid para dar la vuelta al marcador y tomar ventaja ante el Nápoles (3-1) de cara al partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. Y lo hizo a ‘tiros’.

El conjunto blanco tuvo que hacer frente al tanto inicial de Insigne para los italianos, que se adelantaron en el minuto ocho gracias a un gran remate de su extremo izquierdo, que pilló por sorpresa a un mal colocado Navas.

Sin embargo, Benzema con un cabezazo tras un gran centro de Carvajal por el exterior igualó el marcador y el partido se fue al descanso con empate.

En los primeros cinco minutos del segundo acto, primero Kroos tras una gran internada de Cristiano Ronaldo por la banda derecha y después Casemiro con una volea espectacular establecieron el 3-1 definitivo.

James Rodríguez fue la sorpresa en el once de Zidane y el colombiano se entregó durante el encuentro, lo que le premió la hinchada blanca del Bernabéu con una sonora ovación  cuando Lucas Vázquez lo sustituyó en la segunda mitad.

En la segunda parte también participaron Morata y Pepe, que sustituyó a Sergio Ramos.

El capitán blanco chocó con Callejón durante la primera mitad y prefirió retirarse al sufrir molestias en la pierna.

Con este resultado el Real Madrid encara con optimismo el encuentro de vuelta que se celebrará el próximo 7 de marzo en el estadio de San Paolo.

EL REAL MADRID UNO A UNO

Zidane: Volvió a alinear a su once de gala más la sorpresa de James, y el colombiano le devolvió con creces su apuesta.  El centro del campo con Casemiro, Modric y Kroos le resultó determinante, así como su trabajo en defensa. Pocos equipos lograron sujetar así de bien al Nápoles de Sarri, que tiene pinta de equipazo para temporadas venideras, pese a tener un formidable presente. 

  • Keylor: Error gravísimo el suyo en el gol de Insigne. Estaba mal colocado y no siguiendo la jugada. Esa acción volverá a reabrir el caso de la portería: si Casilla o traer a otro portero este verano. Luego no volvió a pasar apuros, al fijarse mejor los centrales y Casemiro. 
  • Carvajal: El lateral madrileño reaparecía justo un mes de su lesión en Sevilla y no se notó que había estado fuera de los terrenos de juego esos 31 días. Asistió a Benzema con un espléndido centro con el exterior del pie derecho. Como siempre subió y defendió su banda. 
  • Varane: Como siempre, labor sorda en el eje defensivo. El francés, que ha jugado todos los minutos de la Champions, comenzó algo blando para irse asentando. Sufrió con la movilidad de Insigne y Mertens al comienzo, pero junto con Ramos montó un muro defensivo. Pero junto con el capitán supo defender bien los ataques que buscaban sus espaldas para sorprenderlos. 
  • Ramos: Vio la amarilla por una dura entrada sobre Diawara (min. 17), y se mostró comedido a la hora de entrar. Fue sustituido en el minuto 70 por Pepe. Hasta entonces, aguantó las embestidas rapidísimas de la delantera azzurri. Se sumó al ataque, pero con cautela. 
  • Marcelo: Como Carvajal por la banda derecha, subió (estuvo más tiempo en zona rival que en la madridista) y bajó su lateral. Buscó la portería partenopea (disparo alto en el minuto 52’, por ejemplo). Fue un incordio para el albanés Hysaj en la banda derecha. 
  • Casemiro: Marcó un soberano golazo, el tercero de la cuenta madridista, con una formidable volea. Impresionante. Provocó la amarilla de Zielinski (39’). En su línea: constante, bregador, arrancando desde su zona… Eso sí, perdió un par de balones en el centro del campo que pudieron costar algún disgusto más, pero conforme fue avanzando se fue asentado, cortando balones y ayudando en defensa. 
  • Modric: El Madrid jugó al ritmo que impuso el croata. Es una maravilla ver jugar al centrocampista balcánico. Dinamizó el juego blanco y se entendió a las mil maravillas con James. DE su talento y las ganas del colombiano vino parte de la recuperación madridista tras el tempranero gol encajado. Vio la cartulina amarilla por una falta sobre Hamsik (51’). Conforme fue discurriendo el partido se fue fundiendo. 
  • Kroos: Regresaba al once tras cumplir encuentro de sanción ante Osasuna… y dio cierta tranquilidad al marcar el segundo tanto de los blancos al aprovecharse de una gran jugada personal de Cristiano. Era su primer tanto en Champions con la camiseta blanca. Fie un derechazo raso y ajustado. El alemán, un diésel, movió el equipo dándole el ritmo que necesitaba en cada momento. 
  • James: Sorpresa en el once titular de Zidane, se mostró bullicioso y participativo en la zona de ataque madridista. Se asoció bien con Carvajal, Kroos y Modric. Rindió a gran nivel, moviéndose bien como cuarto centrocmapista, bien como mediapunta. Cayó bien a las bandas desde donde originó jugadas de ataque y problemas a la zaga rival. Cumplió de sobra. 
  • Cristiano: Volvía a su puesto natural: arrancando desde la banda izquierda. Estuvo muy participativo, moviéndose por toda la zona del ataque madridista. No marcó: sumando 523 minutos sin anotar en esta competición: no anota desde septiembre, cuando lo hizo al Borussia en Dortmund. En el Bernabéu sólo marcó al Sporting de Portugal. Pero lo equilibra con asistencias: dio a Kroos el pase del segundo tanto blanco tras una brillante jugada. Era su quinta asistencia en Champions en esta campaña.   
  • Benzema: El máximo goleador madridista en esta edición de la Champions tenía que dejar su huella. Rápido. Buscando constantemente la espalda de los defensas rivales. Cargó todo el peso de la ofensiva en los primeros minutos. Estuvo a punto de abrir el marcador al minuto de comenzar y casi al término de la primera parte, pero en ambos se estrelló con Reina. Marcó de cabeza el empate a los 19 minutos: ese gol (su número 51 en la Champions) le convertía en el máximo goleador francés de la competición. Fue sustituido por Morata (minuto 81).

Sustituciones 

  • Pepe: Entró por Sergio Ramos en el minuto 70. El defensa que no jugaba desde diciembre se mostró sólido. Aunque le costó entrar en la dinámica del partido se mostró eficaz y seguro en su regreso a los terrenos de juego. 
  • Lucas Vázquez: Relevó a James en el minuto 75. Y como el colombiano buscó la verticalidad, intentando superar a Ghoulam. Batallador, incisivo, pero sin premio. 
  • Morata: Dio el cambio a Benzema en el minuto 81. Se mostró con carácter y determinación. Estuvo a punto de marcar el cuarto, pero no supo leer un gran pase de Marcelo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído