Benzema y Casemiro marcaron para los de Zidane

El Real Madrid doblega al Athletic de Bilbao y conserva el liderato de la Liga (1-2)

Aduriz hizo de cabeza el gol del conjunto vasco

El Real Madrid doblega al Athletic de Bilbao y conserva el liderato de la Liga (1-2)
Marcelo y Bale felicitan a Benzema por su gol al Athletic de Bilbao. EP

El verdadero león de San Mamés fue Benzema: Partido completísimo del francés, que además marcó un gol

Han ganado los buenos. El Real Madrid se ha llevado este 18 de marzo de 2017 los tres puntos de San Mamés tras un intenso choque contra el Athletic de Bilbao (1-2).

El cuadro de Zidane se adelantó gracias a un gol de Benzema en una primera parte de ida vuelta.

En el segundo acto, el Athletic apretó al conjunto rival y logró el empate con un cabezazo de Aduriz en el minuto 65.

Prácticamente en la siguiente jugada, Casemiro volvió a adelantar al Madrid tras un fallo defensivo de los locales en un córner que peinó Cristino y le cayó al brasileño en el borde del área pequeña.

El equipo de Zidane consolida el liderato en la Liga.

ANALISIS

Sometido a un partido en carne viva, frente un Athletic con uñas, dientes y Williams, bajo el fragor de San Mamés, el Madrid arrancó una de esas victorias señaladas en un campeonato.

Fue con el mejor Benzema que hayan visto los ojos de la afición blanca, fantástico en todo el campo, rematador, organizador y trabajador. Y también con Casemiro, fabricado para estos partidos de de castigo. Ambos desconfiguraron la estrategia de combate del Athletic y el absentismo del centro del campo del Madrid y de Bale.

INTENSIDAD

Fue un partido de altísima densidad, de aquellos en los que el público acaba tan exhausto como los jugadores. Un partido a la altura del escenario y de la trascendencia de los puntos. Un partido excelso de Benzema, centrocampista, mediapunta, rematador, líder de un Madrid muy expuesto por las bandas pero con una mano de hierro en las respuestas.

En Benzema muchas veces quedan disociadas la calidad y la fiabilidad. Un jugador que un día es una cosa y otro la contraria. En La Catedral ofreció una versión muy madura, llevando su brillantez de costa a costa. Le vieron recuperando, pasando y metiendo el gol que abrió el marcador. Pasó de subirse al carro a tirar de él.

CONCLUSIÓN

Mediada la segunda parte, Zidane asumió una decisión de altísimo riesgo. Valverde metió a Muniain y el francés respondió con Lucas Vázquez para asegurar esa banda a costa de Modric.

El Athletic sintió que le ofrecían una salida y la aprovechó para empatar. Pero el Madrid esta temporada también anda alistado a las fuerzas aéreas. Lo que no encuentra con su juego se lo apunta con estategia.

Tres minutos después, un córner lanzado por Kroos, lo peinó Cristiano y acabó en Casemiro, en el área pequeña, con Arrizbalaga vencido en suelo y sin nadie en dos metros a la redonda.

Un gol de replica inmediata, el cable que necesitaba el Madrid. No le queda otra pared tan poco accesible lejos de casa.

La Liga está en sus manos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído