DON BALÓN

La bronca entre Luis Enrique y Zidane: Los ‘muertos’ en el armario del Clásico

El episodio que enfrentó a ambos técnicos y que rebosó tensión a raudales. Vuelven a verse las caras en el último Madrid-Barça de Luis Enrique

La bronca entre Luis Enrique y Zidane: Los 'muertos' en el armario del Clásico
La bronca entre Luis Enrique y Zidane: Los 'muertos' en el armario del Clásico Don Balón

Zinedine Zidane y Luis Enrique Martínez son dos entrenadores muy diferentes en muchísimas cosas, pero seguramente hay un campo que les acerca bastante: ninguno de los dos es especialmente fan de hablar con la prensa.

Aunque en sus formas actúen de manera muy distinta ante los periodistas, seguramente si fuera por ellos no irían a tantas ruedas de prensa.

Quizás a ninguna. Lucho llegaba ya con algo de fama de ‘borde’ al Barcelona cuando salió del Celta, pero en la ciudad condal ha forjado toda una leyenda en forma de enfados, respuestas agrias y cortantes y todo tipo de tiranteces con los medios.

Zizou emplea la misma táctica con los plumillas que cuando era jugador. Es amable, cortés… pero poco hablador, frío y repetitivo en sus respuestas, y enemigo total de los titulares. Mano izquierda, como se suele decir ahora.

Esos dos estilos que les hacen a la vez iguales y muy diferentes también se reflejaban en su día sobre el césped. Al Zidane jugador y al Luis Enrique jugador les unía el hecho de que

como futbolistas preferían jugar a hablar fuera del campo, aunque dentro del mismo mostraban un tipo de sangre bien diferente… salvo cuando al francés se le agotaba la paciencia. Y una vez, una de las pocas en las que le vimos entrar en ebullición en alguna gresca importante con la camiseta del Real Madrid, fue en un Clásico ante el Barça… y con el asturiano de por medio.

La fotografía quedó para la historia. Era un 19 de abril de 2003, en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid se disputaba la Liga con una sorprendente Real Sociedad y estaba en plena época Galáctica tras haber conquistado su novena Champions League el año anterior, y Florentino Pérez había puesto su ‘penúltima guinda’ al pastel de aquella plantilla con el fichaje de Ronaldo Nazario.

Precisamente, el brasileño marcó el 1-0 en un Clásico que pintaba de color muy blanco, con un Barcelona enfrente que estaba cuajando una campaña desastrosa (acabaría sexto) y que acudía con Radomir Antic como entrenador provisional tras la destitución de Louis van Gaal.

Leer noticia completa en Don Balón

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído