El Barcelona exhibe músculo reservando fuerzas

El Barça se pega un festín ante el ya descendido Osasuna (7-1)

Un Barça viento en popa a todo Messi golea y desahucia a Osasuna en un partido que incendió Leo y que completó la segunda unidad

El Barça se pega un festín ante el ya descendido Osasuna (7-1)
El Barça celebra el gol de André Gomes. BC

Javier Mascherano, tras más de 300 partidos con la camiseta azulgrana, logró su primer gol con el Barça

El Barça continúa de fiesta. La victoria en el Santiago Bernabeu ha provocado una estado de alegría permanente en el equipo de Luis Enrique, que se prolongó con una contundente victoria (7-1) ante Osasuna, colista de la competición.

De nuevo fue Leo Messi con dos goles el guía de un equipo con muchas rotaciones pensando en el derbi ante el Espanyol. André Gomes, Arda, Alcácer y Mascherano, que marcó por primera con el Barça tras más de 300 partidos completaron el escandaloso resultado.

El encuentro podría describirse como un partido de homenajes varios más que un partido de competición oficial. El primero a Leo Messi, que con dos goles más, agradeció el gesto de la grada tras rendirle tributo por sus 500 tantos con la camiseta azulgrana. El rival también ayudaba, un Osasuna que venía al Camp Nou a agotar sus últimas horas de vida en Primera.

El Camp Nou pudo felicitar a un afortunado André Gomes, que marcó por primera vez dos goles. También a Alcácer, que vio renovada su confianza con un par de tantos. Para colmo, Javier Mascherano, tras más de 300 partidos con la camiseta azulgrana, logró su primer gol con el Barça. De penalti, pero también vale para un jugador que tenía el récord negativo al respecto.

El Barça estrenaba liderato tras la epopeya del Bernabeu. Y cuando el primero se mide al colista la previsión apunta hacia una victoria sencilla para los primeros. Sin embargo, a Luis Enrique le preocupaba que se diese por descontado el triunfo en un partido tan importante, por ello avisó a su plantilla de la peligrosidad del equipo navarro en la previa.

El mensaje tenía que ver con las muchas rotaciones que meditaba el asturiano para un partido que no admitía más errores. Después de dejarse puntos ante Alavés, Betis, Deportivo y Málaga, Luis Enrique no estaba dispuesto a que se le escapase el botín obtenido en el descuento en el Santiago Bernabeu gracias al gol de Messi.

Las rotaciones del asturiano cambiaron por completo la cara del Barça. Mascherano, Digne, Denís, Arda y André Gomes volvían al once para que otros como Luis Suárez, Iniesta o Umtiti descansasen. Y el resultado fue un Barça de bajo calibre, con mucho control pero poca velocidad de juego en el primer tiempo, con ganas pero sin confianza para ser brillante hasta que su rival se abrió.

La primera parte fue un monólogo azulgrana en el que Ter Stegen pasó desapercibido. Osasuna, con muchas bajas, se limitó a encerrarse en campo propio y esperar el milagro de Sergio León, su delantero más en forma. Y el Barça se convirtió en un equipo de balonmano para escrutar a su rival hasta encontrar espacios.

Fue Leo Messi el que elevó las pulsaciones del partido al borde del minuto diez con un robo que le permitió encarar a Sirigu. El argentino fue controlando el balón con malabarismos hasta que, delante del guardameta, lo batió con una sutil vaselina, que sirvió para que el camp Nou volviese a ovacionar a su astro preferido.

Camino del minuto 30 llegó el segundo, obra de André Gomés. El portugués completó con este encuentro una semana muy positiva para él. Primero porque salió en la foto del gol de Messi en el Bernabeu. Y ante Osasuna porque fue capaz de marcar dos goles, algo que no había logrado en su carrera. El primero lo celebró con rabia, el segundo con costumbre.

El Barça tenía el partido tan gobernado que se durmió. Roberto Torres redujo distancias con un tanto de falta en el que Ter Stegen no estuvo demasiado acertado. El alemán se fue hacia el palo largo y descuidó el suyo y por allí marcó el hombre de Osasuna.

En sólo diez minutos Osasuna recibiría una goleada de escándalo

El mosqueo de Luis Enrique hizo que el equipo azulgrana se activase. El balón empezó a moverse con mayor velocidad y en sólo diez minutos Osasuna recibiría una goleada de escándalo. André Gomes (min. 57) volvió a marcar al recoger un rechace tras un remate de Piqué. Cuatro minutos después era Messi (min. 61) el que veía puerta gracias a un disparo colocado desde la frontal.

Luis Enrique aprovechó el resultado para retirar a Messi, que tuvo media hora de descanso. No se quedó ahí el Barça, que siguió buscando el gol hasta el final. Alcácer, con dos tantos y Mascherano, de penalti, redondearon un triunfo que mantiene al Barça en el liderato y, de paso, refuerza a varios hombres en su confianza para la recta final del campeonato.

Barcelona, 7 – Osasuna, 1

  • 7. Barcelona: Ter Stegen, Mascherano, Piqué, Digne; Denis Suárez, Busquets, Rakitic; Messi (Aleñá, min.63); André Gomes, Paco Alcácer y Arda Turan.
  • 1. Osasuna: Sirigu; Buñuel, Oier, Steven, Fuentes; Torres, Fausto, Fran Mérida (Causic, min.79), De las Cuevas, Jaime Romero (Kenan, min.73); y Sergio León (Olivida, min.73).
  • Goles: 1-0, min.12: Messi. 2-0, min.30: André Gomes. 2-1, min.47: Roberto Torres. 3-1, min.58: André Gomes. 4-1, min.62: Messi. 5-1, min.64: Alcácer. 6-1, min.68: Mascherano (p). 7-1,min.86: Alcácer.
  • Árbitro: José Luis Munuera Montero, del comité andaluz. Sin tarjetas.
  • Incidencias: partido correspondiente e la trigésima cuarta jornada de la Liga disputado en el Camp Nou ante 63.989 aficionados, según datos proporcionados por el FC Barcelona.
  • Antes del partido, se desplegó una gigantesca pancarta en un lateral del estadio para homenajear a Lionel Messi, quien en la jornada anterior alcanzó los 500 goles con la camiseta azulgrana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído