DON BALÓN

El mensaje ‘con bala’ del vestuario a Cristiano Ronaldo (y Zidane) tras golear al Deportivo

Partidazo de la segunda unidad en La Coruña tres días después de la derrota de los titulares del Real Madrid en el Clásico

El mensaje 'con bala' del vestuario a Cristiano Ronaldo (y Zidane) tras golear al Deportivo

Había dudas y expectación por saber cómo respondería el Real Madrid tras el mazazo en forma de cañonazo de Leo Messi en el último suspiro del Clásico. Jugaba en La Coruña, campo otrora maldito y siempre incómodo, sabiendo que el equipo azulgrana había goleado a Osasuna

y metía todavía más presión a la Liga. Y los suplentes respondieron una vez más. La segunda unidad mantiene intacta la idea idílica de Zinedine Zidane de una plantilla donde todos sean importantes, aunque cada vez más van demostrando que seguramente ellos lo sean más que los supuestamente titulares en más ocasiones de las que deberían. El 2-6 ante un Deportivo ampliamente superado durante todo el encuentro fue un puñetazo en la mesa, pero también la confirmación de que, ahora mismo, casi todos los hombres que parten desde el banquillo en el Real están en mejor forma que el equipo base.

 

Los cambios de Zidane. Respecto al pasado domingo, el entrenador francés conservó únicamente dos futbolistas en su once titular: Nacho y Marcelo. El resto fueron novedades, empezando por Kiko Casilla y siguiendo por el regreso de Varane en defensa junto a Danilo, una línea de tres por delante totalmente nueva (Kovacic, Isco, James) y la delantera suplente, con Asensio, Morata y Lucas. Un 4-3-3 en ataque convertido en 4-5-1 en fase defensiva, que permitió al Real Madrid tener más el balón que nunca, gobernar más que nunca y ser tan ofensivo y eficaz como siempre o incluso más. Y Cristiano Ronaldo, en casa.

El mensaje a los titulares. Precisamente, la ausencia del portugués, junto a la de Karim Benzema, Kroos y Modric, deja bastante al aire cierta herida que se va abriendo conforme vamos alcanzando las últimas fechas de la temporada. Empieza a ser evidente que ni el estado de forma ni la inspiración de muchos de los hombres titulares indiscutibles del Real Madrid esta temporada están siendo las mejores en este tramo final. Con la goleada, el vestuario le mandó un claro mensaje al portugués, pero también a Zidane: nadie es imprescindible y si el Real Madrid gana los dos títulos en juego no será sólo por los futbolistas en los que todos piensan de primeras, sino más bien por aquellos que, como esta noche, sacaron las castañas del fuego al francés y al equipo en numerosas ocasiones este curso.

 

Un cuarteto de película. Sin embargo, no se crean que este ‘mensaje’ a Ronaldo, al resto de titulares y a Zidane significa algo necesariamente malo o tenso.

 

 

Leer noticia completa en Don Balón

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído