DON BALÓN

El Barça desmonta la goleada del Madrid en Vigo (y Cristiano tapa un escándalo monumental)

El Real Madrid acaricia la Liga gracias a los goles del portugués. El Celta inquietó, pero nunca llegó a poner en peligro la victoria merengue

El Barça desmonta la goleada del Madrid en Vigo (y Cristiano tapa un escándalo monumental)
El Barça desmonta la goleada del Madrid en Vigo (y Cristiano tapa un escándalo monumental) Don Balón

El Real Madrid no falló y goleó sin contemplaciones al Celta en Vigo en el partido aplazado del que tantos meses llevábamos hablando. El partido ‘de la cubierta voladora’, el partido que el Alcalde de la ciudad gallega se encargó de calentar desde su aplazamiento se resolvió con dos goles de un Cristiano Ronaldo que ha llegado a tiempo a este tramo final de temporada. Su exhibición desde la posición de nueve le confirma como el hombre del momento y tapa el ‘tufo’ de polémica que vestirá una victoria clave, porque con 1-4 será más complicado defender que el árbitro haya podido condicionar la Liga. Benzema acompañó con un partidazo. Isco, clave en el segundo gol merengue. Se hablará y mucho de la expulsión de Iago Aspas cuando más apretaba el Celta en el segundo tiempo.

Los mismos que en el Calderón. Si el tema de actualidad hasta las horas previas al encuentro en el Real Madrid había sido el concurso o no de Nacho tras la controvertida tarjeta amarilla que recibió ante el Sevilla, Zidane se encargó de hacer inválido el posible argumento de crítica contra los blancos si el equipo ganaba en Vigo con el canterano sobre el césped: ni un minuto del zaguero pese a que fue convocado tras perdonarle apelación. El técnico francés repitió once una semana después de conseguirse la clasificación para la final de Cardiff, con lo que estos once futbolistas que vimos en el coliseo del Atlético y en Balaídos se perfilan como protagonistas para los dos partidos que quedan en este curso, dos choques que valen dos títulos. Sí, con Danilo (si Carvajal no llega a Cardiff) e Isco, y no con Nacho y Bale.

Cristiano Ronaldo. De principio a fin, fue el protagonista del Real Madrid en ataque. A los nueve minutos ya había perforado la portería de Sergio con un trallazo seco desde la frontal, en su primera jugada con espacios mínimos ante la defensa del Celta. A los dos minutos del segundo tiempo enchufó correctamente la jugada de la noche, obra de Isco, que condujo un contraataque de más corazón que inteligencia por el centro, solo ante los zagueros celestes, e hizo lo más difícil: ponérsela al portugués por delante de la defensa rival cuando era lo que todo el mundo esperaba y hacerlo sin dejar en fuera de juego al ‘7’ y con precisión milimétrica. Pudo marcar su Hat-Trick en un fallo inexplicable ante un portero batido y a medio metro de la portería, pero la echó fuera antes de ser sustituido por Zidane. Dejó claro que su estado de forma óptimo ha llegado en este tramo decisivo de la temporada, y es para marcar las diferencias cuando se necesita, convertido en otro futbolista diferente. Del Di Stéfano del Siglo XXI va mutando en Hugo Sánchez, lo cual es deliciosamente ilusionante.

Las jugadas decisivas. A todo esto cabe decir que el Celta fue rival, y muy grande durante todo el primer tiempo y hasta el 1-3.

 

 

Leer noticia completa en Don Balón

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído