DON BALÓN

La ‘puñalada’ de Luis Enrique a Messi (y a los ‘capos’) en su despedida del Barça

El asturiano dejó su sello personal, como siempre, en su mensaje de adiós como entrenador azulgrana

La 'puñalada' de Luis Enrique a Messi (y a los 'capos') en su despedida del Barça

Bastante desapercibida pasó la despedida del Camp Nou a Luis Enrique el pasado domingo, empañada tanto por el título de Liga del Real Madrid como por el desenlace de un partido extraño y bastante irregular contra el Éibar (4-2), en el que los armeros llegaron a ir ganando por 0-2. Un ‘tifo’ en la grada, cánticos al entrenador… y un tímido adiós del propio Lucho, que casi se fue sin despedirse y ante los medios, en rueda de prensa y en zona mixta, reflejó su habitual ‘pasotismo’ para referirse a lo que supone no volver a dirigir ya al equipo en casa.

Sin embargo, leyendo entre líneas, Luis Enrique sí dejó clara una reflexión que viene a ilustrar bien lo que ha sido la ‘comidilla’ acerca de su principal problema en su etapa como técnico azulgrana desde que aterrizó en el Barça: su relación con los jugadores, especialmente con los pesos pesados de la plantilla… y con Messi. Nunca han faltado las informaciones que aseguran que Leo y Lucho nunca se llevaron especialmente bien, sobre todo en sus inicios. Muy comentado fue aquel supuesto ‘motín de San Sebastián’ en el que, tras rotar en exceso y perder por 1-0 ante la Real Sociedad, la figura del asturiano quedó muy tocada ante los futbolistas y la recuperación hasta alcanzar el triplete en 2015 se debió más a una autogestión del propio vestuario.

En este sentido, Luis Enrique quiso reivindicar su propia figura tras el partido del Éibar dejando una afirmación muy curiosa: «Pep siempre decía que sin los jugadores, sin estas individualidades, es imposible hacer nada.

 

 

Leer noticia completa en Don Balón

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído