A escasos días de su enlace con Antonella Roccuzzo

Leo Messi pone de patitas en la calle a la organizadora de su boda

El crack del Barça prescinde de Bárbara Diez, mujer del Jefe de Gobierno de Buenos Aires y quien planificó el enlace de los Macri

Leo Messi pone de patitas en la calle a la organizadora de su boda
Antonella Roccuzzo con Leo Messi. BC

El que manda, manda como dice el refrán y este manda muchísimo. Si lo hace en el Barça e impone hasta alineaciones, como no lo iba a hacer en su propia boda, prevista en principio en su país natal y para el viernes 30 de junio de 2017.

Lo d ela boda de Lionel Messi y Antonella Roccuzzo, tiene todos los ingredientes de una telenovela: festejo en dos países (España y Argentina), incógnita acerca de si Gerard Piqué y la cantante Shakira finalmente asistirán o no al casamiento, el lanzamiento de una firma de moda de la llamada «primera dama del Barça» y el debut del propio Leo como empresario en nuestro país, con la compra de un hotel-boutique en Sitges (Barcelona) valorado en 30 millones de euros.

Lógico por tanto que todo se cuide al mínimo detalle, tanto que hasta tenían ‘wedding planner’. Tenían, porque Messi la ha pùesto de patitas en la calle.

La cuestión, además, toma por momentos una tonalidad aún más llamativa si se pone el foco en el personaje que está el frente de la administración de todos los gastos vinculados al enlace matrimonial: nada menos que Jorge Horacio Messi, el padre del jugador, quien constantemente se encuentra en el ojo del huracán por los manejos financieros en la carrera de «La Pulga». Y, en especial, por las irregularidades en el pago a Hacienda.

Según informan medios argentinos, al progenitor de Messi no le convencía las exuberantes cifras propuestas por la organizadora de la boda (parece ser que el presupuesto se había disparado en la recta final), así que sugirió reducir drásticamente la cantidad de invitados: pasar de 600 a 250 personas.

Todo ello desató una fuerte discusión que acabó con la salida de la wedding planner de la organización. Sumado a esto, también hay modificaciones en el lugar escogido para la fiesta: del original Hotel Puerto Norte de Rosario se ha pasado al City Center, el casino de la mencionada localidad. Al cierre de esta edición, la cantidad de invitados no está confirmada.

«Primera dama porteña»

Como si hasta aquí la historia no tuviera suficiente morbo, a este escenario se suma quién es la wedding planner destituida por el suegro de Antonella, que, por cierto, cuenta con el beneplácito de todo el clan.

Se trata de Bárbara Diez, nada menos que la esposa del Jefe de Gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, el principal funcionario que tiene el macrismo dentro de la capital argentina.

Fuentes próximas a la organizadora confirman a ABC que está furiosa. No en vano, Diez no es una novata en estas lides: ya tuvo a su cargo algunas de las bodas más importantes del país latinoamericano, como la del propio presidente Mauricio Macri con Juliana Awada.

Además de una «mancha negra» en su historial, su despido también implica que queda fuera del suculento negocio derivado del casamiento de Leo y Antonella.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído