Real Madrid

Marco Asensio, el niño de las rodillas frágiles

"Me llamo Marco porque mi madre me puso ese nombre en honor de Marco van Basten"

El fichaje por el Madrid fue el mejor regalo de San Nicolás para Asensio y su padre. Un regalo enviado desde el cielo por su madre, fallecida unos años antes por un gol traicionero del cáncer. «Cada tanto que consigo se lo dedico a ella», destaca el centrocampista. Así lo hizo cuando anotó el cuarto tanto frente a la Juventus en Cardiff. Tras señalar el cielo corrió a lanzarse en una banda sobre su padre y sus familiares, situados en las primeras filas de la grada, cerca de un córner.

Como cada día, según recoge Tomás González Martín en ABC, como en cada partido, Marco Asensio tampoco dejó de acordarse de su madre durante el trayecto desde Mallorca a Madrid para fichar por el el club blanco–Marco Asensio, el niño de las rodillas frágiles–.

Me gustaría que hubiera estado con nosotros en esos momentos y también en mi presentación de 2016 en el Bernabéu,

dice Asensio con los ojos tan brillantes como su juego.

Me llamo Marco porque mi madre me puso ese nombre en honor de Marco van Basten.

Eso lo explica todo.


Un éxito previsto

El niño que tuvo problemas de crecimiento ha crecido futbolísticamente y no tiene limite. Asensio recuerda aquellos dolores. Lo pasé bastante mal. Después de cada entrenamiento no podía andar. Después de los partidos me ayudaban a caminar. Dormía con la rodilla envuelta en papel albal». Pero su madre había previsto el éxito de su hijo. Florentino Pérez recuerda bien cuando se conocieron:

Toda la familia paseaba por el puerto de Palma y la madre de Marco me reconoció y me pidió que me hiciera una foto con todos. Ella me dijo que Marco jugaría en el Real Madrid. Lo recuerdo como si fuera hoy.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído