Ziganda, sobre la vuelta de Valverde: «No me molesta y no me afecta la comparación»

El entrenador del Athletic Club, Kuko Ziganda, ha asegurado que ni le molesta ni le afecta que le puedan comparar con las cuatro temporadas que estuvo Ernesto Valverde en su segundo ciclo en el banquillo del Athletic y, de cara al enfrentamiento de este sábado ante el FC Barcelona, ha asegurado que intentarán resarcirse de sus últimos malos resultados.

«No me molesta la comparación, no me afecta y me parece que es de justicia reconocer los cuatro años que ha estado aquí, han sido buenísimos y a nivel de resultados le ha sacado a la plantilla todo y más, la ha exprimido a tope», comentó en rueda de prensa sobre la última etapa de Valverde en Bilbao.

En este sentido comentó que es «normal» que sea una persona «valorada» en Bilbao. «Es un tipo serio y sano, que menos que se le reconozca. Venimos otros detrás, no estamos mejorando y la cosa viene así. Toca aceptar pero no me resigno y aspiro a mejorarlo», aseguró.

Precisamente, sobre su relación con Valverde, comentó que es «más personal que deportiva». «Aunque hace tiempo que no tenemos una relación de amistad diaria, como jugadores y después hemos tenido una relación en la que conectábamos en muchas cosas. Hasta ahí muchísimo aprecio y respeto, muy contento por cómo le van las cosas», se sinceró.

Así, antes de recibir al Barça del ‘Txingurri’, asegura que se conforma sólo con una victoria. «Me daría por satisfecho con hacer un ‘partidazo’ y ganar. Antes de empezar no vamos a firmar menos, luego veremos cómo se desarrolla. Tenemos que estar a la altura del partido que es y del reclamo que tiene el espectáculo de mañana», aportó.

Pese al mal momento del equipo, aseguró que le ayuda y motiva pensar que saldrán de él pronto. «Tenemos una nueva oportunidad de redimirnos, reencontrarnos, encontrar una seña que seguir y ante un gran rival esperamos hacer un grandísimo partido», manifestó.

«Sabemos el rival que es, los jugadores que tienen, cómo ha empezado el año. Es un reto muy complicado pero debemos confiar en nosotros, en hacer un partido duro e intenso y en estar metidos hasta el final, porque jugando en casa y con el público enchufado podemos incomodarles mucho y llevar el partido a nuestro terreno», argumentó en este sentido.

Eso sí, tener delante a Valverde y parte del cuerpo técnico que ya tenía en el Athletic puede jugar en contra de los intereses bilbaínos. «Evidentemente tienen información directa de todos los jugadores y los conocen como la palma de la mano. Pero hoy día tenemos todos conocimientos de los rivales. Si no hay cosa nueva, nos conocemos todos», relativizó.

En cuanto al rendimiento del equipo, pidió paciencia. «Entiendo la decepción, pero también entiendo que hay mucho tiempo por delante. La gente tenía ilusión en que hubiese algo especial, yo también he venido con ganas de ver cosas pero hay mucho tiempo para mejorar y para que la cosa cambie. Tenemos tiempo, opciones y calidad para remontar», aseguró.

«A todo el mundo le gusta ganar. Pero a mí no me ha cambiado un ápice las ganas de venir ni de entrenar ni de jugar con el Barcelona, todo lo contrario. No puedes elegir el ‘solo me gusta si gano’, Vienes con todas las condiciones y las asumo. Las perspectivas de julio no han cambiado», concluyó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído