Caso Arandina

La niña de la Arandina: «Tras apagar las luces, los tres me desnudaron pese a que traté de impedirlo»

"Sentí miedo y me bloqueé", apuntó la menor en su reconstrucción de los hechos en el piso de Aranda de Duero en el que vivían los futbolistas

La niña de la Arandina: "Tras apagar las luces, los tres me desnudaron pese a que traté de impedirlo"
Caso Arandina EE

«Tras apagar las luces, los jóvenes me desnudan pese a que yo trataba de impedirlo. Comencé a sentir miedo y me bloqueé, siendo agarrada de las manos y después de la nuca e inducida a llevar a cabo determinados actos sexuales en las que participan los tres».

La niña de 15 años que denunció los supuestos abusos sexuales que sufrió en manos de tres jugadores de la Arandina Club de Fútbol presentó su versión sobre lo que ocurrió en el número 40 de la calle San Francisco, en Aranda de Duero, según recoge El Español.

El caso, cabe recordar, estalló la pasada semana, cuando fueron detenidos los tres futbolistas: Víctor Rodríguez Ramos -de 22 años y conocido como Viti-, Carlos Cuadrado Santos -Lucho, de 24 años- y Raúl Calvo Hernández -Calvo, 19 años-. Los tres fueron acusados de abusar sexualmente de una menor de 15 años en el domicilio que comparten en Aranda de Duero, pagado por la Arandina Club de Fútbol. Los tres se incorporaron este mismo año a la disciplina del club.

Según ha adelantado Telecinco, la menor presentó el siguiente relato de los hechos sobre lo ocurrido en la vivienda de los tres futbolistas de la Arandina: quedó allí con uno de ellos y después llegaron los otros dos. Estaban en el salón y en dos ocasiones ella se dirige al baño ubicado al fondo de la vivienda, pasando por la puerta principal de la casa.

La niña de 15 años apuntó que se apagaron las luces y los tres futbolistas comenzaron a desnudarla: «Momento en el que sentí miedo y me bloqueé».

En uno de esos recorridos que hace hacia el baño, la menor cuenta que tropieza delante de la habitación de uno de los jugadores: «Se tumba encima mía tras aprovechar que había tropezado y caído en una cama, y me agrede sexualmente».

Finalmente, la niña abandona la vivienda y, pasados unos días, su madre descubre el relato que le hace su hija. Es la propia madre la que presenta una denuncia en una comisaría de Madrid, ciudad a la que acuden de forma regular para que la niña reciba tratamiento psicológico -supuestamente por un desorden alimenticio-.

Fuente original: El Español/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Estos son los motivos por los que Abigail Breslin no denuncio su violación

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído