Juan Luis Larrea, vicepresidente de la Federación, se hará cargo de la gestora que dirigirá el organismo

El TAD destituye a Ángel María Villar y obliga a convocar elecciones en la Federación

El TAD destituye a Ángel María Villar y obliga a convocar elecciones en la Federación
Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol. FT

El Tribunal de Arbitraje para el Deporte ha decidido destituir a Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, que se encontraba suspendido de sus funciones desde que fuera detenido en el marco de la Operación Soule.

Según ha adelantado Onda Cero, Juan Luis Larrea, vicepresidene de la Federación y presidente en funciones, se hará cargo de la gestora que dirigirá el organismo hasta la convocatoria electoral.

La destitución se produce tras estudiar el TAD la denuncia presentada por el antiguo candidato Miguel Ángel Galán, presidente de la Escuela Nacional de Entrenadores (CENAFE), ante la Comisión Electoral en la que denunciaba la falta de neutralidad en las pasadas elecciones, al haber ejercido como presidente de la Comisión Gestora durante el último proceso electoral mientras optaba a ser reelegido.

Para la instructora del expediente, Cristina Pedrosa, quedó acreditado que la actuación de Villar supuso una infracción de las previstas en la Ley del Deporte (artículo 76.2. a) y considerada «como muy grave» por haber vulnerado el deber de neutralidad de la Comisión Gestora previsto en el Reglamento Electoral.

«Una vez convocadas las elecciones a la RFEF por su entonces presidente, el día 13 de febrero de 2017, éste pasó a ocupar la presidencia de la comisión Gestora. Siendo presidente de dicha Comisión Gestora y sin cesar de la misma llevó a cabo numerosas actividades dirigidas a publicitar y promover su condición de candidato a la presidencia de la RFEF y a captar el apoyo para su candidatura», señaló la instructora en su propuesta de destitución.

Inhabilitado en julio

Villar fue inhabilitado por el CSD el pasado mes de julio mientras se encontraba en prisión preventina por las invetigaciones de la Operación Soule, una causa en la que el ya expresidente está acusado de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental.

Villar salió de prisión tras pagar la fianza exigida de 300.000 euros. En los últimos días ha incrementado sus apariciones públicas en medios de comunicación, y dio una multitudinaria rueda de prensa el pasado lunes en Madrid en la que defendió su inocencia y reiteró la amenaza de que la selección española se quede fuera del próximo Mundial de Rusia si el Gobierno, representado por el CSD, se sigue involucrando en los asuntos de la Federación Española de Fútbol.

Tras su salida de la cárcel, y pese a estar inhabilitado, Villar no ha dejado de acudir a la Federación en la que ya ejercía como presidente interino Juan Luis Larrea. De hecho, el expresidente se presentó en la tradicional comida de Navidad del organismo federativo pese a que no estaba invitado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído