Los dos goles de Bale no les bastaron a los blancos en otro partido sin alma

El Real Madrid ya no es de esta Liga

Keylor paró un penalti, Marcelo parecía ausente en defensa y estuvo fantástico Iago Aspas.

El Real Madrid ya no es de esta Liga
Bale, Isco Alarcón y Cristiano Ronaldo. EF

Casemiro: "Es complicado, pero el Madrid nunca baja los brazos. Si algún equipo puede remontar es este"

El Real Madrid saltaba al estadio de Balaídos con una diferencia de -17 en relación al Barcelona.

Sí, cierto, había trampa en los números. Los de Zidane contaban en ese momento con dos partidos menos, el propio de Vigo, y el aplazado ante el Leganés por el Mundial de Clubes.

En cualquier caso y como subraya David Jorquera en ‘Defensa Central’, ya todos los partidos de Liga son y serán finales para este Real Madrid.

El Celta, contra el palo

Los instantes iniciales del partido no dieron demasiadas cosas que llevarse a la boca. Pugna por la posesión del balón y errar lo menos posible. Esa parecía ser la consigna por ambos bandos. Eso sí, el Celta rompió un poco la monotonía con un remate de Aspas al larguero en un golpeo en el primer palo que sorprendió a la defensa madridista.

El ‘agujero’ defensivo de Marcelo

Los minutos pasaban, se superaba la media hora, y seguía sin haber dominador. Todo estaba a la espera de que un acierto propio o un fallo ajeno pudieran cambiar la tónica del partido.

Y todo ello se produjo en la jugada del 1-0. Una pérdida de balón del Madrid le permitió al Celta acelerar el balón y enfilar la portería madridista. Una vez más, Marcelo convertía su espalda en la banda izquierda en un chiringuito en el que se podía dormir, acampar, jugar a las cartas, pasear a los niños y tomarse las uvas.

Una autopista para que el Celta hiciera daño. Wass se presentó delante de Keylor Navas, cuya posición en la jugada también daría para un debate amplio, y le superó con un toque elevado que le llevó hasta la red.

Bale, reacción con gol

El 1-0 podía hacer pensar en un abandono del Madrid que le dejara sin opciones en el partido. Sin embargo, los de Zidane dieron la cara en un momento en el que parecía que lo más fácil era que se la partieran.

No pasaron ni tres minutos desde el 1-0 hasta que llegó el 1-1. Un pase de Kroos a la espalda de la defensa encontró la mejor de las virtudes de Bale, el desmarque con espacios. Ahí el galés hizo ‘clin, clin, caja’. Enganchó bien el remate tras la asistencia del alemán y puso el balón bien cruzado junto al palo para encontrarse con la red de la portería.

Doblete de Bale

El Madrid había reaccionado a lo campeón, en cuestión de minutos y sin acusar el golpe recibido. Sin embargo, no se iba a quedar la cosa ahí. Apenas tres minutos después de empatar el partido Bale volvía a desmarcarse de forma felina por detrás de la defensa para, con un toque sutil con la zurda, enviar el balón a la red del Celta tras un formidable pase de Isco.

En 30 minutos el Madrid apenas había encontrado la meta local y en cuestión de cuatro acababa de hacer dos goles. Cosas del fútbol.

Keylor paró un penalti

El arranque de la segunda parte vino a ser una especie de copia low cost de lo visto en el primer acto. No había ocasiones ni un gran dominador. Todo demasiado previsible. Lo único bueno para el Madrid era que si no había grandes sobresaltos a él le iba bien porque mandaba en el marcador. Eso sí, con todo tan parado cualquier mínimo detalle podía ser fatal.

De hecho, como la defensa del Madrid era tan débil cualquier mínimo ataque del Celta generaba peligro. Navas cometía un penalti sobre Aspas cuando el delantero se marchaba hacia la meta madridista. Eso sí, el portero del Madrid se hizo gigante desde los 11 metros y le adivinó el lanzamiento al propio Aspas.

Marcelo redondeó su pésimo partido

La segunda parte del Real Madrid había entrado en un tono de ‘dejarse llevar’ altamente preocupante. Si el penalti detenido por Navas había sido un aviso, un clamoroso error de Marcelo al hacer una ruleta le permitió al Celta soltar un latigazo rápido que Maxi López cabecearía a la red del equipo blanco.

El partido de Marcelo había sido calamitoso, pero la guinda de este fallo ya fue el culmen a una pésima actuación. El Madrid volvió a dejarse dos puntos en la Liga y lo que es peor, la sensación que queda es que tampoco pareció importarle demasiado a los jugadores.

 

Ficha técnica

  • Celta 2: Rubén, Hugo Mallo, Roncaglia, Cabral, Jonny, Radoja (Lobotka 72′), Wass, Pablo Hernández, Aspas, Maxi Gómez y Sisto (Emre 72′)
  • Real Madrid 2: Keylor Navas, Achraf, Varane, Nacho, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric (Kovacic 75′), Isco (Lucas 72′), Bale (Asensio 81′) y Cristiano Ronaldo
  • Goles: 1-0 Wass (33′), 1-1 Bale (35′), 1-2 Bale (38′), 2-2 Maxi Gómez (82′)
  • Árbitro: Jaime Latre. Amonestó a Casemiro, Hugo Mallo, Navas
  • Estadio: Balaídos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído