Real Madrid

El Real Madrid estudia a quién debe fichar primero; a Neymar o a Salah

El Real Madrid tendrá en cuenta aspectos que no sólo tienen que ver con el fútbol y la pelota

El Real Madrid estudia a quién debe fichar primero; a Neymar o a Salah
Neymar y Salah DC

 

Teniendo en cuenta que el brasileño aterrizó en París la pasada campaña a cambio de 222 millones de euros, es evidente que los franceses no van a vender a su estrella por una cantidad inferior. Es más, se habla de que la cifra podría ser algo superior, alrededor de los 260 ‘kilos’, según recoge Rubén Gómez en defensacentral.

En el caso de Salah, aunque puede parecer una exageración, nos estaríamos moviendo en unas cifras no tan alejadas de lo que se pediría por Neymar. La explosión del egipcio en la Premier ha sido tan brutal que el Liverpool pedirá una fortuna si alguien se lo quiere arrebatar. Si al Barcelona ya le colocaron a Coutinho por 150 millones de euros, por Salah no se esperan menos de 200 ‘kilos’ en Anfield. Así, sin anestesia.

Más allá de lo que pudieran costar los traspasos de los jugadores, ¿quién tiene mejores papeletas para hacerlo bien desde el primer momento en un club tan complicado a nivel mediático?

En cualquiera de los dos casos, la presión sería bestial. Si jugadores como Cristiano, Bale o Kaká, por citar a alguno de los últimos grandes traspasos del club a nivel económico, fueron mirados con lupa desde el primer segundo, Neymar y Salah sufrirían un marcaje del entorno bestial. Eso sí, en condiciones normales, el brasileño tendría una presión todavía mayor, la de la prensa culé, que se encargaría de echarle porquería a diario. Sería su diana particular con lo que ello conlleva a nivel de invenciones, falsos testimonios, juego sucio buscando discotecas, mujeres, fiestas, etc.

Aunque ambos jugadores aterrizaran en el Bernabéu costando una cantidad extraordinaria de dinero, lo cierto es que Neymar lo haría con un bagaje que Salah todavía no tiene. Por tanto, en este sentido, el brasileño contaría con una gran ventaja. Cuenta con el respaldo de compañeros de profesión, y amigos, como Cristiano y Sergio Ramos. Además, tiró del carro del Barcelona en muchas ocasiones cuando Messi no olía la pelota. De hecho, les salvó el culo en muchas ocasiones…y nunca se lo agradecieron porque había que besar el suelo por el que pisaba el argentino. En el caso de Salah, a pesar de haber estado estelar esta campaña, tendríamos un perfil más del estilo de Bale cuando llegó del Tottenham. Un jugador que llega de Inglaterra con mucho cartel, pero que todavía necesita demostrarlo en un gran club de los de verdad y, no solo eso, sino hacerlo durante varios años. Ahí está la clave.

Bien es cierto que Salah ha triunfado en su primer año en Inglaterra nada más dejar la Roma. El egipcio no ha necesitado tiempo de adaptación a su nuevo club para demostrar toda su calidad, rompiendo con el mito de que se necesitan al menos un par de temporadas para adaptarse a un equipo, a una ciudad y a un idioma que sea nuevo para el jugador. Con Salah no ha sido así. Si lo repitiera en el Madrid sería una barbaridad. El caso de Neymar parece haber sido justo lo contrario. No se ha adaptado a París, ni a su nuevo técnico ni a la competición. Sin embargo, sí conoce la Liga y tiene compatriotas en el equipo blanco, como Marcelo o Casemiro, que podrían hacerle mucho más fácil su aterrizaje en el Bernabéu.

VÍDEO DESTACADO: Mohammed Salah

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido