Shearer, Beckham y Owen, algunos de los blancos elegidos por los terroristas

Bin Laden, el jefe de Al Qaeda, quiso asesinar al equipo inglés en un Túnez-Inglaterra

Bin Laden, el jefe de Al Qaeda, quiso asesinar al equipo inglés en un Túnez-Inglaterra
David Seaman. FP

Menudo hijo de mala madre este Osama Bin Laden. El y sus compinches de Al Qaeda.

El debut de Inglaterra y Túnez en el Mundial de Rusia es caprichoso. Primero, porque les cruza en un duelo que marcará su devenir en el torneo. Segundo, porque se trata de la reedición del choque mundialista de hace 20 años, una efeméride que retrotrae a una tragedia que pudo ser y, afortunadamente, no sucedió: el asesinato del combinado inglés.

ESPN ha aprovechado la ocasión para recordar cómo, en el Mundial de Francia de 1998 Osama bin Laden intentó asesinar a la selección inglesa…durante su partido ante Túnez. Lo cuenta el periodista Adam Robinson en su libro ‘Terror en el campo’, que reúne la información relatada en las notas incautadas a un terrorista de Al Qaeda, Ahmed Zaoui.

Un comando de tres terroristas realizó el plan: se infiltrarían en el Velodrome de Marsella, estadio del partido. Con acreditaciones de voluntarios, construyeron su estrategia: uno de ellos se acercaría a David Seaman, portero inglés, para detonar una bomba pegada a su cuerpo.

En paralelo, el segundo terrorista del comando lanzaría una bomba al banquillo (en el que estaban ese día David Beckham y Michael Owen) y el tercero dispararía contra Alan Shearer y después contra el público. Todo ello, en un intervalo de 20 segundos

«El Sheik (apelativo de Bin Laden), pidió que observáramos los movimientos de David Seaman, Alan Shearer y Glenn Hoodle. Sus atenciones también estaban dirigidas a dos jugadores jóvenes muy bien conocidos: Michael Owen y David Beckham. Nosotros sugerimos que el hombre principal debería conseguir llegar a Seaman y explotar. Esa sería la señal para que los otros hermanos comenzaran con el resto de la operación».

No era el único plan de ataque: otro comando estaría encargado de atacar a la selección de EEUU en su hotel de concentración y a la embajada estadounidense en París. Sin embargo, no se llevaron a cabo.

De hecho, el 15 de junio trajo buenas noticias a Inglaterra, que ganó 2-0 a Túnez en su debut gracias a los goles de Alan Shearer y Paul Scholes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído