Lopetegui potenciará desde ya sus virtudes

Florentino tiene un plan para que Vinicius sea el Neymar del Real Madrid

El entrenador le probará en la izquierda, le hará ganar varios kilos y protegerá su adaptación bajándolo al Castilla si es necesario

Florentino tiene un plan para que Vinicius sea el Neymar del Real Madrid
Vinicius. RM

Florentino Pérez, que tiene más intensos los intereses que los sentimientos como ha quedado patente con Iker Casillas y con Cristiano Ronaldo, tiene un plan para que Vinicius sea el Neymar del Real Madrid.

Sin galácticos a la vista, con Neymar y Mbappé confirmando que no se mueven de París, el Madrid profundiza en su nueva estrategia, la de gestionar directamente el salto de las estrellas del futuro.

Es lo que quiere hacer con Vinicius. Si Neymar está imposible, de momento, tener al siguiente Neymar. Por eso mimará al máximo la evolución del nuevo talento brasileño. Lo presentó en el Bernabéu, confirmó que no lo cederá y le puso en la foto con Ronaldo…

Como subraya Carlos Forjanes en ‘AS’, hay un Plan Vinicius.

Probarlo por la ‘zona Cristiano’

“Lopetegui me dice que vaya a por el gol, que sea vertical…”, explicaba este  Vinicius en su presentación. El club se gastó 45 millones en él cuando aún tenía 17 años porque veía “cosas de Neymar”. El propio fichaje madridista reconoce que la estrella del PSG es su espejo. Sin Cristiano, se queda un hueco en la banda izquierda que debe analizar Lopetegui y que está por ver si quiere cubrir Bale. Vinicius sí juega en esa banda. Así lo ha hecho en el Flamengo y es donde le gusta. La International Champions Cup será el banco de pruebas para ver, ante Manchester United, Juventus y Roma, si encaja junto al galés y Benzema. El club no le presionará, pero hay curiosidad por verle ante rivales de primer nivel europeo.

Protegerlo al calor de Valdebebas

El Real Madrid no quemará a Vinicius. No lo cederá en un principio, pero le ha avanzado la opción de bajar a jugar con el Castilla si no hay opciones de que tenga minutos con el primer equipo. Pero irán con tacto. Verse recluido en el filial fue una de las cuestiones que desesperó a Odegaard, que vino de la Primera noruega y se veía de lunes a viernes entrenándose con los mayores y el fin de semana jugando en Segunda B. Con Vinicius sería algo esporádico, para favorecer su adaptación. El Flamengo entendió las presiones que sufre un chico con estatus de estrella y le puso un psicólogo al que acudía cada semana…

Elevarle el tono físico

Aún le queda por dejar atrás los últimos trazos de su fisionomía de adolescente. En el Flamengo se le ha visto una cierta evolución física, pero aún es insuficiente para la exigencia de la élite en Europa. En Brasil el trabajo de gimnasio no es tan exigente. En Valdebebas se potenciará su tren inferior sin que pierda velocidad (una de sus cualidades diferenciales) y le hará ganar de tres a cuatro kilos más de musculatura para soportar mejor las embestidas rivales. Sólo ha disputado 37 partidos del Brasileirao y 12 de competiciones sudamericanas. Aún está por hacer.

Esquivar la saudade

Su vida gira en torno a tres figuras muy importantes para él: su agente Lucas Mineiro, su hermano, Netinho, y la figura clave de la familia, su tio Ulysses. En mayor o menor medida estarán con él en Madrid, pero Vinicius acaba de cumplir 18 años y ya ha dicho que “echará de menos Río de Janeiro”. Marcelo y Casemiro jugarán un papel importante en su adaptación. Ya le han ido guiando desde la distancia, mediante llamadas y mensajes, durante este año que ha pasado cedido en el Flamengo. Su compatriota Augusto, de su misma edad, jugará en el Castilla este año; Roberto Carlos trabaja para el club… La idea es que no tenga saudade, esa nostalgia que es mal endémico en muchos futbolistas brasileños cuando saltan a Europa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido