Famosos

La policía de Las Vegas reabre el caso de la presunta violación de Cristiano Ronaldo

La policía de Las Vegas reabre el caso de la presunta violación de Cristiano Ronaldo
Kathryn Mayorga y Cristiano RS

Hasta que hace poco menos de una semana protagonizaba una entrevista en el medio alemán Der Spiegel desvelando que ella era la misteriosa mujer que acusó a Cristiano Ronaldo de violación en Las Vegas en el año 2009, Kathryn Mayorga era una absoluta desconocida . Su testimonio, así como el descubrimiento del pacto de silencio que alcanzó la mujer con los abogados del futbolista tras lo sucedido, han convencido a la Policía de Las Vegas, que ha reabierto el caso, cerrado en 2009, según informalia.

El Departamento de Policía de Las Vegas así lo ha anunciado:

«A partir septiembre del presente año (2018), el caso ha sido reabierto y nuestros detectives están siguiendo la información proporcionada por la víctima», reza una parte del comunicado.

Las autoridades responden así tras el testimonio de Mayorga, que contó a la prensa alemana su experiencia con el futbolista hace más de ocho años. Según desveló, ella y una amiga estaban de fiesta en Las Vegas cuando conocieron a Cristiano Ronaldo, que las invitó a subir a su suite en el hotel Palms. Ellas aceptaron subir con él y también disfrutaron de un baño en el jacuzzi juntos. Después, el portugués, le dio a Mayorga un short y una camisa para cambiarse en el baño.

Mayorga afirma que mientras estaba en proceso de vestirse, entró Cristiano, se desnudó ante ella y le pidió que le hiciera sexo oral, según recuerda ella a la prensa germana: «Estaba de rodillas y me dijo: ‘El 99 por ciento de mí soy un buen tipo, no sé qué pasa con ese uno por ciento'». Mayorga asegura que le rechazó y él, supuestamente, la llevó a la habitación y la violó mientras forcejaban. «Lo siento, suelo ser un caballero», le dijo antes de abandonar el dormitorio. Daily Mail informa a su vez de que en los escritos Ronaldo confirmó que se habían acostado, pero siendo de mutuo acuerdo.

Kathryn, tras este supuesto encuentro sexual,  ontrató un abogado para negociar un acuerdo extrajudicial con el futbolista que alcanzó los 375.000 euros a cambio de no hacer públicos los hechos. Sin embargo, su deseo ahora ha cambiado y quiere anular dicho documento porque lo hizo estando «aterrorizada de represalias y de ser humillada públicamente al ser identificada como víctima de agresión sexual». Su abogado, Leslie Mark Stovall, lo confirma alegando que era «incompetente y carecía de la capacidad». Además, afirma que quedó traumatizada, con estrés postraumático, depresión mayor y pensamientos suicidas. Por todo ello, han tomado medidas legales.

Por su parte, el astro portugués niega categóricamente los hechos:

«Lo que dijeron (son) noticias falsas, falsas. Se quieren promover a mi nombre. Es normal. Ellos quieren ser famosos, mencionar mi nombre. Soy hombre feliz y todo bien», sentenció el jugador, que aún no sabía que el caso ha sido abierto de nuevo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído