CHAMPIOSN

CSKA 1 – Real Madrid 0: sin pegada no hay Champions que valga

Los blancos, que se toparon en tres ocasiones con los palos

CSKA 1 - Real Madrid 0: sin pegada no hay Champions que valga
Mariano Díaz (REAL MADRID). EP

A este Real Madrid le falta pegada y sin pegada no hay goles y sin goles no hay Champions que valga.

Con bajas y con rotaciones, el Real Madrid fue incapaz de hacerle un gol al mediocre CSKA de Moscú, como no le marcó al Atlético en el bernabéu y tampoco al Sevilla en el Pizjuan.

Como sentencia  David Jorqueraa en ‘Defensa Central’ este 3 de octubre de 2018, el Real Madrid sigue sin superar su particular crisis. Los de Lopetegui, con tres tiros a los palos, se volvieron a quedar sin marcar, esta vez en Rusia ante el CSKA, y perdieron por 1-0 tras un gol que recibieron en el primer minuto de partido con un garrafal error de Kroos.

Error infantil de Kroos

Si el Real Madrid quería hacer de la vuelta de la Champions su tabla de salvación tras una serie de tres partidos malos, con un único resultado positivo, lo cierto es que su entrada al partido de Moscú no pudo ser peor. Ya estaba avisado el equipo tras su pésimo inicio en Sevilla pero lo de esta vez superó los récords de precocidad en el sentido más negativo de la palabra.

Apenas se había cumplido 1 minuto desde que se había iniciado el encuentro y los de Lopetegui ya estaban 1-0 abajo en el marcador. Y lo estaban por un error infantil de Kroos, uno de los que no suele fallar y que nos mostró en un mal momento su faceta más humana. Al intentar volear un pase hacia atrás se quedó demasiado corto, comprometió la llegada de Varane y Vlasic, que andaba por allí, se quedó con el balón y superó a Keylor Navas con un buen remate raso que se coló junto al palo. Peor empiece imposible.

Mismos errores del Madrid

Los blancos acusaron el golpe de forma importante. De hecho, hasta pasados los 20 minutos de encuentro no empezamos a darnos cuenta de que los de blanco eran el Real Madrid y no cualquier otro equipo UEFA que tuviera camiseta, pantalón y medias de color merengue. Los problemas eran los mismos de siempre, presión descoordinada, falta de contundencia y poca presencia ofensiva de los jugadores. Un cóctel que nos volvía a mostrar al Madrid más ramplón y previsible.

Casemiro, al palo

Pasado el temporal inicial, el Madrid empezó a encontrarse con su escudo. Una peinada de cabeza en el primer palo de Nacho Fernández a la que no llegó Casemiro fue la primera aproximación del equipo de Lopetegui en el encuentro. Iba a ser precisamente el brasileño, en un buen remate desde fuera del área, el que más cerca iba a estar del empate, sin embargo, el poste se metió por medio en su encuentro con la gloria.

Lucas lo intentaba

Con el desgaste físico, el CSKA cada vez iba a menos y el Madrid intentaba ir metiendo cada vez más atrás a los rusos. Eso sí, exceptuando algunas intentonas de Lucas, nadie en el equipo de Lopetegui encaraba con éxito. Todo se jugaba por el centro y ahí estaba toda la tropa rusa esperando para despejar todo lo que pasara por allí. El partido pedía a un regateador y lo más parecido que podía encontrar Julen era al joven Vinicius.

Benzema, al larguero

A todo esto, en la recta final de la primera parte, Benzema se iba a topar con el larguero en un remate de cabeza con el que había superado a Akinfeev. El francés, que portaba el brazalete de capitán, intentó igualar la contienda antes del descanso sin éxito. Como tampoco fue una grata noticia que Carvajal tuviera que retirarse justo antes del intermedio por unos problemas musculares. La enfermería empieza a echar humo.

Modric y Mariano al campo

Tras el descanso, Lopetegui le dio un margen de 10 minutos al equipo para ver si conseguía reaccionar en forma de empate. Asensio lo intentó con un remate desde fuera del área que logró sacar el portero local. Escaso bagaje debió pensar Julen que pasó a mover el árbol. Quitó a Casemiro y a Lucas para sacar a Modric y a Mariano al terreno de juego. Había algo más de 30 minutos para arreglar un resultado nefasto.

Mariano tuvo el empate en su cabeza

Paradójicamente, los cambios no le daban al Madrid ni más ocasiones ni mayor sensación de peligro. Muchos delanteros, sí, pero poca efectividad en su uso bajo el prisma del toque-toque. De hecho, las últimas opciones madridistas llegaron con balones colgados, es decir, con el juego directo. Mariano, en el minuto 90, tuvo la igualada en un gran testarazo que volvió a toparse con el poste. El Madrid no estaba lúcido, pero la suerte no estaba de su lado. También Varane la tuvo en otro testarazo que se marchó fuera por poco. Tres palos contemplaron al Madrid en el choque, como tres son los partidos seguidos que lleva sin hacer un tanto el equipo blanco, una enfermedad peligrosa que no ha conseguido curar ni siquiera en su paraíso, la Champions.

Ficha técnica

  • CSKA 1: Akinfeev; Mario Fernandes, Rodrigo Decao Chernov, Nababkin; Bijol, Akhmetov; Vlasic, Dzagoev (Efremov 64′), Oblyakov, Chalov (Sigurdsson 77′)
  • Real Madrid 0: Keylor Navas; Carvajal (Odriozola 44′), Varane, Nacho, Reguilón; Toni Kroos, Casemiro (Modric 58′), Ceballos; Lucas Vázquez (Mariano 57′), Asensio y Benzema
  • Goles: 1-0 Vlasic (1-0)
  • Árbitro: Ovidiu Haţegan. Amonestó a Bijol. Expulsó a Akinfeev (94′).
  • Estadio: Luzhniki.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído