UN CLASICO PARA LLORAR

Barça 5 -Real Madrid 1: Lopetegui a la calle, pero los que la están cagando son los jugadores

Cargarse al entrenador es la solución más inmediata y 'lógica', pero no se puede pasar por alto que el grupo está desgastado y a un nivel nefasto

Barça 5 -Real Madrid 1: Lopetegui a la calle, pero los que la están cagando son los jugadores
Benzema, Marcelo y Piqué. EP

Al final se consumó la tragedia. Lo que se venía intuyendo ante Sevilla, Alavés, CSKA, Levante, incluso Viktoria Plzen a pesar de la pírrica victoria…este Real Madrid ha caído a lo más hondo del precipicio, se ha matado a sí mismo en el Clásico.

Ha destrozado el corazón de millones de madridistas que hoy se van especialmente jodidos a la cama (El Barça sacude al Real Madrid una manita y le deja a siete puntos en el ‘adiós’ de Lopetegui).

Ya lo comentó Isco en una reciente comparecencia de prensa con ese «si echan a Lopetegui, tendrían que echarnos a todos».

Pues igual no iba desencaminado cuando dijo eso el centrocampista porque hay jugadores que parecen haber tocado fondo. Hombres como Modric, Ramos, Varane, Nacho, Benzema, Bale…,¿dónde estaban en el Clásico?

Prácticamente todos ellos nominados a multitud de premios individuales, sí, pero no se puede vivir del pasado.

Y -como subraya  David Jorquera en su crónica de Defensa Central este 28 de octubre de 2018, ese ha sido el error de este Madrid, vivir de las últimas Champions, una gran alegría, lo mejor que nos ha pasado en infinidad de años, pero el equipo ha caído en ese gran error que se llama ‘autocomplacencia’.

Las ‘vacas sagradas’ se han acomodado, ya han ganado mucho, y no están dando la talla en lo que va de año.

Ahora sonará ventajista, e igual sí que lo es, pero qué listo estuvo Zidane cuando lo dejó.

El francés se dio cuenta de que faltaban revulsivos, gente nueva que metiera caña, que le diera aire a un grupo que había ganado tanto. Ese fue el error. Bale y Benzema son buenos jugadores, sí, pero no pueden ser los delanteros que porten la etiqueta de goleadores del equipo.

No lo han sido nunca y será difícil que lo sean por una cuestión de rol, capacidad, ambición y fútbol. Cristiano se fue, el club tendría sus razones para dejarlo salir, perfecto, pero ahí faltó colmillo para sustituir esos famosos «50 goles» del portugués por alguno de los killers del fútbol mundial: Lewandowski, Icardi, Kane….

¡Claro que todos cuestan una pasta, pero es que has dejado salir al mejor goleador del mundo! ¡El Madrid ha empezado a descoserse por el gol y lo está pagando!

Es evidente que Lopetegui no puede seguir pilotando esta nave. Seguramente no sea el único culpable de todos los males del grupo, pero es lo que toca.

Siempre es más fácil echar a uno que no a 23. Ya lo ha dicho él mismo cuando ha terminado el Clásico afirmando que «no soy tonto, sé cómo es esto del fútbol…».

Como lo sabía, Julen era consciente según pronunciaba esas palabras que, aunque oficialmente no se había dicho nada, ya no era entrenador del Madrid después de uno de los mayores ridículos en la historia del club. Repito, no es el único culpable, pero sí el más fácil de ‘sacrificar’.

Eso sí, no sé si Conte, Guti, Laudrup o Míchel, pero el Madrid necesita un cambio que, en definitiva, demuestre que los jugadores son los grandes culpables de todo lo que está sucediendo: si Benzema falla un gol casi regalado de cabeza, ¿es culpa de Julen?, si Ramos la pifia sacando el balón, ¿es culpa de Julen?, que Varane regale otro penalti, ¿también es culpa del entrenador?, que Modric no haya vuelto a jugar un partido bueno desde el Mundial, ¿también es achacable al técnico?

Gracias Julen, tu paso por el Madrid ha terminado. Eso sí, ahora no habrá más ‘trapo’ al que sacudir.

Empecemos a mirar seriamente a las ‘vacas sagradas’ de la plantilla, los grandes culpables de que el equipo esté hecho unos zorros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído