CRACKS DEL FUTBOL

El Real Madrid sí quiere esta Copa del Rey

El equipo de Solari se impuso al Girona en el Bernabéu por 4-2 en el choque de ida de los cuartos de final de la Copa gracias a un doble decisivo de Ramos.

El Real Madrid sí quiere esta Copa del Rey
El Real Madrid de Sergio Ramos le mete 4-2 al Girona. EP

El Real Madrid sí quiere esta Copa del Rey.

El Real Madrid se impuso al Girona por 4-2 en el Bernabéu en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey. Sergio Ramos, con dos goles, fue una de las figuras de un partido bonito, vistoso y que sólo tuvo los dos lunes de los tantos en contra, ambos tras errores del propio Real Madrid

Solari, a por la Copa

Como subraya David Jorquera en Defensa Central este 25 de enero de 2019, desde el primer momento en el que se vio que Solari repetía prácticamente el mismo equipo que venció y convenció ante el Sevilla el madridismo  confirmó sus sospechas respecto a la importancia de la Copa esta temporada. Toda la del mundo. Odriozola, Marcelo y Nachoeran las únicas novedade.

Marcelo, retorno con fallo y gol en contra

Como le ha venido ocurriendo al equipo durante muchos partidos de la temporada, al entrada al encuentro de los blancos volvió a ser nefasta. Otra vez le volvían a meter un gol a los blancos en los primeros minutos del partido, una situación que una eliminatoria jamás se debería permitir. Marcelo volvía al ‘3’ titular y volvía a cometer un error más que evidente al no cerrar el marcaje de Lozano a la espalda de Sergio Ramos. El delantero visitante se coló entre los dos capitanes del Madrid para superar a Courtois con un remate liberado que debería ser pecado mortal para cualquier defensa que lo conceda.

Odriozola y Lucas fabricaron el empate

Por suerte para los blancos, la reacción no tardó en llegar. Y no lo hizo porque a pesar de la caraja inicial al Madrid se le veía con ganas, con chispa. De hecho, fue en una acción en la que Odriozola llegó hasta la línea de fondo la forma en la que los de Solari pusieron la igualada. El ex de la Real Sociedad levantó la cabeza y vio la llegada de un Lucas que solo tuvo que empujar el balón a la red del Girona. No había tiempo para celebraciones, los jugadores merengues cogieron el balón y se lo llevaron al centro del campo mientras se quitaban el peso de encima del 0-1.

‘Panenkazo’ de Ramos para el 2-1

El Madrid pasó a dominar el partido de forma clara. Teniendo la pelota, embotellando a su rival en el área y buscando el gol que le llevara a la remontada antes del intermedio. Y lo consiguió. Un quiebro de Vinicius dentro del área acabó con el brasileño en el suelo porque Lozano le derribó con una clara zancadilla. Penalti claro. No había dudas. Tampoco las hubo a la hora de elegir el nombre del lanzador. Ramos volvía a asumir la responsabilidad y repetía a lo Panenka. El capitán del Madrid tiró suave por el centro y engañó a Iraizoz para poner el 2-1. La eliminatoria se vestía de blanco.

Ocasiones de Benzema

El Madrid tenía el viento a su favor y a un rival a merced, sin embargo, el paso por los vestuarios cambió algo la película. Los de Solari seguían mandando pero ya no arrollaban. Aún así, ocasiones había. Benzema tuvo dos, la primera la estampó en el poste y la segunda la sacó con los pies Iraizoz. El gol volvía a hacerle ‘la cobra’ a los blancos, su gran punto débil durante la temporada.

Error garrafal de Llorente para regalar el empate

El resultado era favorable pero corto. Sin embargo, el Madrid estaba expuesto a que cualquier infortunio en forma de gol del rival le complicara el partido y la eliminatoria. Lo que nadie esperaba era que fuera otra vez un error grotesco de los jugadores de Solari el que le diera vida al Girona. Marcos Llorente, que acababa de entrar al campo, tocó el balón con la mano al ser empujado de forma involuntaria por Nacho. El ex del Alavés metió el brazo como un principiante, un fallo que sería garrafal en una liga municipal y que a este nivel es simplemente demencial. Los visitantes no fallaron la pena máxima y pusieron el 2-2. 

Ramos, de nuevo salvador

Aunque pudiera sonar paradójico, el hecho de que el Girona hubiera puesto el empate fue lo mejor que le pudo pasar al equipo de Solari. El Madrid se enrabietó con el 2-2, tocó zafarrancho, y volvió a encontrar la portería rival. Fue Sergio Ramos, con un gran remate de cabeza en el segundo palo, el que volvía a poner a los blancos por delante. El capitán aprovechó para descolgarse y rematar como el mejor de los ‘9’ del mercado.

Benzema, gol con sabor a clasificación

Los blancos volvían a recuperar el mando tanto en el partido como en la eliminatoria. El 3-2 era un resultado tan corto como peligroso, por eso, intentar marcar el cuarto gol se convirtió en algo casi obligatorio. La estampida del Madrid entendió al unísono que ese cuarto gol podía valer una futura clasificación. Y llegó. Una gran asistencia de Vinicius desde la izquierda para Benzema terminó con el francés rematando en el segundo palo el ‘póker’ de los blancos. El Madrid sellaba un buen resultado, que debió ser mejor de cara a la vuelta, pero que demuestra que el equipo ha mejorado en espíritu, ganas y, por ende, también en fútbol. 

Ficha técnica

  • Real Madrid 4: Courtois, Odriozola, Ramos, Nacho, Marcelo, Casemiro (Llorente 58’), Modric (Kroos 62’), Ceballos (Isco 69’), Lucas, Benzema y Vinicius
  • Girona 2: Iraizoz; Ramalho, Alcalá (Bernardo 46’), Juanpe, Muniesa, Raúl García; Granell, Borja García (Paik 59’), Douglas Luiz; Lozano y Doumbia
  • Goles: 0-1 Lozano (6’), 1-1 Lucas (18’), 2-1 Ramos (p.39’), 2-2 Granell (p.66’), 3-2 Ramos (76’), 4-2 Benzema (80’)
  • Árbitro: Undiano Mallenco. Amonestó a Nacho, Ramos, Llorente
  • Estadio: Santiago Bernabéu.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído