CRACKS DEL FUTBOL

El Gato Benzema se comió a los pericos del Espanyol

El Gato Benzema se comió a los pericos del Espanyol
Benzema (REAL MADRID). EP

Benzema fue en Cornellá un lindo gatito que se comió a los pericos.

El Real Madrid no tuvo piedad del Espanyol en su visita a Cornellá. Los blancos se impusieron por 2-4 con un partidazo de Benzema, que además de los dos goles que anotó ofreció un recital de juego bestial.

Como subraya David Jorquera en Defensa Central este 28 de enero de 2019, los de Solari siguen creciendo tanto en sensaciones como en juego y, especialmente, en resultados. 

El Madrid ya ganaba a los tres minutos

Llegaba el Real Madrid a Cornellá lanzado. Los de Solari habían mostrado su mejor fútbol ante el Sevilla y fueron más que solventes en la Copa ante el Girona. La visita a Cornelláera perfecta para refrendar esas buenas sensaciones con otra victoria.

De hecho, al contrario de lo que le ha pasado al equipo en muchos partidos de la temporada, el Madrid fue el que golpeó primero. Y lo hizo a lo grande, con solo tres minutos de encuentro jugados, ya estaba ganando. Luka Modric encontró un pasillo por el centro que le permitió llegar al área del Espanyol en limusina y alfombra roja. El croata le pegó, Diego López consiguió rechazar el tiro, pero Benzema estuvo más rápido que nadie para cazar esa pelota y enviarla a la red al primer toque. Colocación 10, remate de 9. El Madrid mandaba.

Golazo de Ramos de cabeza

Los primeros minutos de los blancos volvieron a ser espectaculares. Con una presión que asfixiaba  a los locales. El Espanyol solo podía regalar el balón a base de pelotazos, justo lo que el Madrid aprovechaba para acercarse a Diego López mientras Courtois era un espectador de lujo. Ese dominio del equipo de Solari, además, seguía teniendo premio. En esta ocasión iba a ser Sergio Ramos, con un gran remate de cabeza en el segundo palo a centro de Modric, el que haría engordar la distancia de los blancos en Cornellá. Un 0-2 al cuarto de hora que dejaba patente que los merengues mandaban con justicia.

El Espanyol recorta en su única ocasión

El Real Madrid únicamente tuvo un fallo en todo el primer tiempo. Por desgracia, le penalizaron de la peor forma posible, con un gol en contra. Y es que Baptistao aprovechó un error doble de Lucas Vázquez que, en primer lugar, falló en el despeje y, posteriormente, impidió con su posición que el delantero de Espanyol cayera en fuera de juego. El punta brasileño acomodó el balón y fusiló a Courtois para acortar diferencias.

Benzema, gol psicológico

El resultado se le había quedado corto al Madrid para el buen nivel que había mostrado, sin embargo, justo antes del descanso, iba a aparecer nuevamente Benzema para darle una capa de barniz a ese marcador en forma de gol. El francés aprovechó una pared con Vinicius para, de rosca, pegarle con el interior de su bota derecha y sorprender a Diego López. Un gran gol para un gran resultado.

Benzema seguía con su recital

La segunda parte continuó con un guión parecido a lo visto en la primera. El Madrid era el claro dominador, manejaba la pelota y cuando no la tenía se esforzaba como nunca por recuperarla. Además, Benzema seguía empeñado en sacarle brillo a su partido, con jugadas espectaculares, cargadas de brillantez y efectividad. Modric, primero, y él mismo, después, tuvieron el 1-4 en sus botas con dos ocasiones claras que no entraron por muy poco.

Bale, gol nada más entrar

El resultado, aun siendo bueno, contenía una gran dosis de veneno por el hecho de que cualquier gol del Espanyol volvía a meter a los catalanes, que estaban tiesos, en un partido que debía estar ya sentenciado. Por eso, que en la primera pelota que tocó Bale, en sus primeros minutos tras volver de la lesión, el galés anotara el cuarto de la noche, fue la mejor noticia posible. El partido quedaba sentenciado y Bale volvía con gol. Todo a pedir de boca.

Expulsión de Varane, entró Marcelo y volvió a pifiarla 

El Madrid entraba en la recta final con todo casi resuelto aunque pareció complicarse solo. Varane vio una roja directa por una falta sobre Piatti cuando el argentino se quedaba delante de Courtois. Con 1-4 esa jugada se la debió haber ahorrado. Solari retocó al equipo dando entrada a Marcelo y poniendo a Reguilón de central. El brasileño, que no iba a tener minuto alguno porque ni siquiera calentaba, se colocó como lateral, su puesto habitual. Por desgracia para él, el segundo capitán del equipo volvió a cometer un fallo que le costó un gol a los suyos. Se quedó enganchado en una jugada en la que habilitó a Rosales y evitó que cayera en fuera de juego. El jugador del Espanyol aprovechó el regaló y fusiló a Courtois en el 2-4. Por suerte para el Madrid, no hubo tiempo para que pasaran más cosas. Era justo que el equipo no sufriera, había merecido ganar y fácil. Los blancos siguen creciendo.

Ficha técnica

  • Espanyol 2: Diego López, Javi López, Lluís, Mario Hermoso, Didac (Rosales 63’), Marc Roca, Darder, Álex López, Sergio García, Baptistao y Borja Iglesias
  • Real Madrid 4: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos (Nacho 46’), Reguilón; Casemiro, Kroos, Modric (Marcelo 75’); Lucas Vázquez, Karim Benzema y Vinicius Júnior (Bale 63’).
  • Goles: 0-1 Benzema (3’), 0-2 Ramos (15’), 1-2 Baptistao (25’), 1-3 Benzema (45’), 1-4 Bale (66’), 2-4 Rosales (82’)
  • Árbitro: Gil Manzano. Amonestó a Marc Roca, Ramos, Sergio García, Carvajal, Nacho, Courtois. Expulsó a Varane (71’)
  • Estadio: RCDE Stadium.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído