CRACKS DEL FUTBOL

El Real Madrid enseña los dientes al Barça y se postula como favorito en la Copa del Rey

El Real Madrid enseña los dientes al Barça y se postula como favorito en la Copa del Rey
Lucas y Sergio Ramos. EP

El Real Madrid sacó un buen resultado en su visita a Barcelona en el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey.

Los blancos jugaron un gran primer tiempo en el que debieron haber marcado más goles.

Al final, como subraya David Jorquera en Defensa Central este 7 de febrero de 2019, todo se decidirá en el Bernabéu a finales de mes, con pequeña ventaja para los blancos tras el gol marcado fuera de casa.

Buena puesta en escena del Madrid

Al Madrid le podían salir mejor o peor las cosas pero, al menos, ver la puesta en escena que tuvo el equipo en este partido en comparación a lo que se vio hace unos meses, en el mismo escenario, con Lopeteguicomo capitán de barco, ya era mucho. Una apuesta valiente, presionando arriba al rival y moviéndose rápido cada vez que había recuperación de la pelota. Señas de identidad en este tipo de partidos cuando a los blancos les ha ido bien (La crítica de Kroos a lo malo de la etapa de Lopetegui)

Primer aviso del equipo blanco

De hecho, los de Solari demostraron que no iban de farol sin que las cartas se hubieran repartido. Cuatro minutos tardó Kroos, con un tiro desde la frontal, en poner a prueba a Ter Stegen. Fue el primer aviso, no hubo más sin premio.

Lucas, gran definición para el 0-1

Y es que apenas un minuto después, en el 5′, un centro de Vinicius al segundo palo que se tragó Jordi Alba, lo cazó Benzema y lo convirtió en asistencia para que Lucas, llegando como el mejor de los delanteros centro, pusiera la pierna izquierda para depositar el balón en la red del Barcelona. La definición de Lucas, visualmente sencilla en un primer momento, fue de categoría, muchísimo más difícil de lo que parecía. Fue una caricia perversa a la pelota.

Vinicius, fallos en la definición

El Madrid había tenido el premio a la valentía, lo que Solari había dibujado en su cabeza, marcar pronto y complicarle la vida a su rival mientras el físico aguantara. En este sentido, Vinicius pudo haber tenido un protagonismo estelar, sin embargo, mostró a ojos de todos su gran pecado futbolístico, quizá su mayor lunar, el que debe trabajar con más insistencia, la definición de cara a la meta contraria. Y es que el brasileño tuvo hasta tres jugadas muy claras en las que con algo más de puntería habría cantado gol. El joven presionaba bien arriba y robaba balones que acercaban al Madrid al gol, sin embargo, en el momento decisivo se topaba con una pierna del rival o golpeaba mal el cuero. Una lástima porque el Madrid tuvo el 0-2 en sus botas.

Marcelo, fatal; Keylor, salvador

Además de los fallos de definición de Vinicius, lo peor que mostró el Madrid en el primer tiempo fue el agujero constante de la banda de Marcelo. El brasileño se vio superado constantemente, era el único resquicio por el que el Barcelona veía la luz y la puerta de Keylor Navas. Por suerte para los blancos, el portero de Costa Rica tuvo grandes intervenciones cuando le tocó actuar. Le sacó un mano a mano a Malcom y un zurdazo a Suárez. También tuvo la colaboración del larguero en un cabezazo de Busquets. Hubo muchas ocasiones por ambos bandos, pero la sensación era que el Madrid estaba más cómodo. La única interrogante, el físico para el segundo tiempo. Ahí podía estar la eliminatoria.

Empate del Barcelona con fortuna

Como era de esperar, el Madrid no pudo aguantar el mismo ritmo físico del primer tiempo en el segundo acto. Los de Solari ya no conseguían recuperar tan arriba, circunstancia que complicaba el hecho de acercarse a la meta contraria. Tampoco es el que el Barcelona avasallara pero sí que vivía más cómodo que antes. De hecho, en una jugada aislada, en la que Alba le ganó la espalda a la dupla Lucas-Carvajal, Keylor tuvo que salir fuera de su portería para evitar la internada del jugador culé, sin embargo, el balón acabó llegándole a Malcom que, con la fortuna del roce en la pierna de Carvajal, acabó poniendo el empate.

Los minutos pasaban y el partido entró en una especie de calma tensa en el que apenas pasaban cosas. Había una especie de tregua en la que ambos daban el empate por bueno, con la ventaja del gol fuera de casa que ya tenía el Madrid en el zurrón. De hecho, el Barcelona se dio cuenta de lo que podía suponerle un segundo gol en contra y no le regaló espacios a su espalda al equipo de Solari. Al final, un empate con gol fuera de casa que da ventaja al Madrid pero que deja la sensación de que con un poco más de puntería en el primer acto, la eliminatoria podría estar más teñida de blanco.

Ficha técnica

  • Barcelona 1: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Alba, Busquets, Rakitic (Vidal 62′), Arthur, Malcom (Aleñá 75′), Suárez y Coutinho (Messi 63′)
  • Real Madrid 1: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Modric, Llorente (Casemiro 63′), Kroos; Lucas Vázquez (Bale 83′), Benzema, Vinícius (Bale 62′)
  • Goles: 0-1 Lucas (5′), 1-1 Malcom (58′)
  • Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Ramos, Semedo, Suárez, Marcelo, Vidal
  • Estadio: Camp Nou.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído