Estrellas del fútbol

¿Podrá el gran Iker Casillas volver a jugar al fútbol?

A falta de resultados concretos, los médicos no se atreven a valorar si Casillas podrá competir de nuevo en la élite después de sufrir un infarto

¿Podrá el gran Iker Casillas volver a jugar al fútbol?
Iker Casillas

Es la pregunta del millon. Algo apresurada porque no existe una respuesta sencilla si no se tienen todos los datos, planea desde ayer en el mundo del fútbol. ¿Podrá Íker Casillas volver a competir? ¿Es recomendable el deporte de élite después de haber sufrido un infarto de miocardio? ¿Qué pasa ahora?, según recoge Enriqeu Yunta en ABC.

Hay que saber, de entrada, qué es un infarto de miocardio y en qué consiste un cateterismo. Julián Villacastín, de la Sociedad Española de Cardiología, responde de manera didáctica: «El infarto de miocardio consiste en que alguna de las arterias coronarias, que son las tuberías por las que pasa la sangre al corazón, se obstruye y esa sangre no riega una zona del músculo cardíaco. En ese momento, empieza a contar el cronómetro. Cuanto más tiempo tarde en volver la sangre, más células del miocardio van a morir. En condiciones normales, a las dos horas ya empieza a haber riesgo irreversible. Esa arteria se suele cerrar por un trombo. Y eso es lo que se trata de abrir o de disolver lo antes posible. Los medicamentos no han demostrado ser tan eficaces como la angioplastia primaria: se mete un tubito (normalmente por el brazo) que llega hasta al corazón, se inyecta contraste y se ve enseguida las coronarias hasta que se detiene en la que está cerrada. Se introduce un pequeño alambre y un balón de angioplastia para desatascar. A veces se coloca uno de los famosos estents, que son como unos muellecitos para la zona estrechada», relata este especialista.

Según informó el Oporto, Casillas fue intervenido con rapidez y el resultado fue satisfactorio, tanto que el guardameta se encontraba bien en la habitación, realizando bromas y plenamente consciente de la situación. «Generalmente, con el tratamiento que se le ha realizado los daños son menores», introduce Rafael Florenciano, cardiólogo de Ripoll y Prado, centro de excelencia FIFA. «No existe el daño cero, pero sí que es verdad que hay casos en los que el paciente queda como si nada. Ahora bien, después del infarto, es necesario un informe exhaustivo para ver el estado del corazón», aporta. Los dos médicos consultados por ABC coinciden, además, en la importancia de «un tratamiento rápido y efectivo» como parece que ha sido este caso.

Se puede, pues, llevar una vida absolutamente normal después de un infarto, pero otra cosa bien distinta es regresar a la exigencia del deporte de élite. Con toda la lógica del mundo, y más ante un episodio del que aún no han trascendido todos los datos, los médicos no se atreven a aventurarse con una respuesta, si bien es cierto que las incógnitas sobre el futuro de Casillas como profesional están en el aire, y más teniendo en cuenta que el fútbol reclama unos esfuerzos explosivos y genera mucho estrés. «Es muy difícil de saber, pero la exigencia es muy alta», reflexiona Florenciano.

«Hay deportistas que han tenido otros problemas de corazón y han seguido compitiendo, pero estamos hablando de un infarto. Carvajal, por ejemplo, tuvo una pericarditis y volvió después de un tiempo de baja, pero, dependiendo de las consecuencias, un infarto puede impedir después jugar al fútbol». El doctor Villacastín, quien recuerda que el riesgo cero no existe ni siquiera en atletas que están sometidos a chequeos continuos y que siguen una vida saludable, también habla desde la prudencia: «Puede ser una lesión en una arteria pequeñita, que la han abierto y no hay ningún problema, o puede ser algo más grave. Lo lógico es que, si le han cogido a tiempo, se recupere por completo. Ahora bien, abre una gran incógnita sobre su futuro deportivo. No sé si hay antecedentes de futbolistas que tengan esta lesión y continúen jugado, no es lo normal».

Nelson Puga, médico del Oporto, dijo en la noche del pasado miércoles que Casillas pudo superar su infarto sin que le queden secuelas, pero subrayó que es pronto para hablar de su futuro en el fútbol, que va a depender de cómo avance la fase de recuperación, y también de la propia voluntad del jugador.

«Dependerá de la medicación necesaria, de la evaluación que tendrá que ser hecha no solo en situaciones de reposo sino también de estrés como el ejercicio físico y también de la voluntad que tenga en continuar», dijo el doctor en declaraciones a Porto Canal, la cadena oficial del club.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído