El entrenador ensayó un nuevo dibujo con tres defensas centrales

El Real Madrid vence al Salzburgo con un Hazard ‘desatado’

El Real Madrid vence al Salzburgo con un Hazard 'desatado'

Comenzamos a ver detalles que marcan la diferencian. El Real Madrid cumplió sin más en su penúltimo partido de pretemporada y sumó ante el Red Bull Salzburgo la segunda victoria en seis partidos (0-1). Un gol de Hazard decidió un partido en el que el equipo blanco fue de más a menos, con una flojísima segunda parte,según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Zinedine Zidane ya había dicho que, cuando tuviera todos sus efectivos, ensayaría nuevos dibujos. En Salzburgo apostó de salida por laterales de largo recorrido y tres centrales, con el debutante Eder Militao acompañando a los habituales Varane y Sergio Ramos. En punta, el técnico juntó a Benzema y Hazard, que se entendieron bien y dejaron motivos para el optimismo.El belga, que ha jugado todos los partidos del verano como titular, se estrenó como goleador con un tanto soberbio, caracoleando en la frontal y sacando un derechazo ajustado al palo que el portero Stankovic llegó a tocar. Estuvo a punto de repetir poco después, en una gran contra lanzada por Benzema. Hazard rompió a su par, Onguéné, pero esta vez Stankovic le ganó el mano a mano. El propio Benzema también dispuso de una gran ocasión que estrelló en el cuerpo del guardameta.

El Red Bull Salzburgo, que había incomodado la salida de juego del Real Madrid en los primeros minutos, también perdonó. Minamino, en el segundo palo, mandó fuera un balón que era más sencillo embocar.

Segundo tiempo para olvidar
Zidane aprovechó el segundo tiempo para dar minutos a más jugadores. Militao y Casemiro se quedaron en la caseta y les sustituyeron Nacho y Valverde. Luego apareció Jovic en lugar de Hazard -el serbio se fabricó una buena ocasión-, y por último Odriozola, Lucas Vázquez y Vinícius.

Los cambios fueron graduales y no explican el bajón blanco tras el descanso. Sin continuidad alguna, el Real Madrid vio cómo el Salzburgo se adueñaba del partido y sólo su falta de calidad impidió aprovechar sus ocasiones y crear algunas más. En una de las más claras, Daka renunció a avanzar hacia Courtois y trató de superarle por alto. No atinó.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído