LA EMOCIÓN DEL FÚTBOL

La emocional carta de despedida de Iniesta a Torres que ha tocado más de un corazón

"Ha sido un viaje maravilloso"

La emocional carta de despedida de Iniesta a Torres que ha tocado más de un corazón

Fernando José Torres Sanz (35), ‘El Niño’ que nos hizo creer y soñar como nunca antes en Alemania aquella tarde de 2008 -y en tantas ocasiones- pone punto final a una carrera marcada por la ilusión, la constancia y el trabajo.

18 años han pasado ya desde que debutara en el Atlético de Madrid, el club del que dice sentirse «en deuda por siempre». Uno de los miembros más estimados y respetados de la familia rojiblanca cuelga las botas y se aparta de la hierba. Y lo hace en Japón, el lugar al que partió para exprimir hasta el final su andadura como futbolista en el Sagan Tosu.

Hoy, 23 de agosto de 2019, Torres disputará su último partido oficial contra el Vissel Kobe a las 12:30 horas en España (19:30 en el país asiático). Una última batalla entre los pies y el corazón.

A este encuentro acudirán a arroparle su mujer Olalla y sus tres hijos -Nora, Leo y Elsa-, pero en el equipo rival le esperan dos amigos: David Villa y Andrés Iniesta.

«Qué extraño. No me digas que no, Fernando. Es muy extraño, diría que hermosamente extraño. Aquí estamos los dos, a punto de jugar tau último partido como profesional. A mí aún me queda. Aquí estamos. En la otra punta del mundo. Es como si la vida, caprichosa ella, nos hubiera traído hasta Japón para despedirnos».

Así comenzaba Iniesta a redactar una emotiva carta pública a Fernando Torres en el diario El Mundo. 

El Estadio de Tosu se prepara para decir adiós a una estrella que siempre brillará en el cielo de quienes soñaron con su arte en lo que a dominio del balón se refiere.

En Brunete (1996) se unieron los caminos de ambos futbolistas y, escribe el centrocampista de Fuentealbilla:

«Y no nos separarán nunca. Nos encontramos cuando teníamos sueños utópicos. Aquel gol que nos dio el Europeo sub’16 con la selección de Inglaterra. No olvidaré nunca el gesto que tuviste de dedicarme ese tanto. Yo lo veía por la televisión porque me tuve que volver a casa por una lesión».

 Pocos tocan -y han tocado- la pelota como Fernando Torres y Andrés Iniesta. Y, juntos, eran, son y serán siempre imparables. Ahora, a pocas horas de decir adiós, es el turno de tocar el corazón. Por eso, hoy será despedido por 25.000 personas en una ceremonia al término del partido. Pero nadie le abrirá la puerta del ‘después’ como lo ha hecho su amigo Andrés:

«¡Quién nos lo lo iba a decir! Te enfrentas al  Guaje Villa y a mí. Luego volverás a casa. Te esperan los tuyos, aunque tienes que saber que el balón estará hoy más triste que ayer. Disfruta de todo lo que te viene ahora y se feliz. Pero qué extraño, Fernando. No te has ido todavía y ya te extraño».

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído