LA LIGA ESPAÑOLA DE FÚTBOL

El «temblor chino» y la resaca blaugrana marcan la derrota moral del Barcelona en el derbi catalán

El "temblor chino" y la resaca blaugrana marcan la derrota moral del Barcelona en el derbi catalán
Wu Lei y Jordi Alba.

Parece que las vacaciones de diciembre tuvieron un peso excesivo en la plantilla del FC Barcelona, apenas se pudieron ver algunos destellos del campeón vigente de La Liga, así como de su máxima estrella, Leonel Messi durante su visita al RCDE Stadium.

Situación totalmente diferente a la impresión que dejó el Espanyol ante los suyos, que ya celebran la llegada de Abelardo al banquillo del club.

La primera parte fue casi totalmente plana para los blaugrana, y los locales se adelantaron con un gol de David López, mientras que los de Valverde despertaron en los últimos minutos de ese primer tiempo con llegadas peligrosas, aunque sin ver gol.

Sería en la segunda mitad con anotaciones de Luis Suárez y Arturo Vidal que el líder de la tabla remontaría. Pero faltaba la última palabra y la tendrían los colistas de la tabla de la Liga Santander, que lograr un agónico empate en el minuto 97, con gol de Wu Lei, que luego en las redes sociales llamarían el «temblor chino».

Los primeros minutos del partido fueron manejados por el Espanyol, que pudo coronar tal dominio en el ecuador de la primera mitad, un cabezazo de David López ante un centro de Marc Roca dibujó el 1-0 en el marcador.

El Barcelona estuvo prácticamente ausente, y no fue hasta el minuto 40 que el líder de la tabla dejó ver que se encontraba en el campo, lo hizo con un remate de Messi tras un centro de Sergi Roberto. Sin embargo, Diego López detuvo el disparo con tranquilidad, pero un palo de Suarez antes del descanso mostraba que el equipo blaugrana con poco puede hacer mucho daño.

La racha del Barcelona no se terminaría con el fin de la primera parte, con la reanudación del partido, solo pasaron cinco minutos para el partido. Fue Luis Suárez quien mandó a la red un centro de Jordi Alba para el 1-1.

Valverde, por su parte, demostró estar atinado cuando introdujo a Arturo Vidal y fue el propio chileno el autor del gol que ponía por delante a su equipo.

Sin embargo, ante la inminente posibilidad de introducir el 1-3, lo que llegó fue la expulsión de Frenkie de Jong por doble amonestación, situación que demostró que la concentración no era la mayor virtud que acompañaba a los de Valverde.

En ese contexto llegó el chino Wu Lei, quien entró en el minuto 74 y se convirtió el héroe de los pericos. En un primer intento probó a Neto, pero no habían pasado cinco minutos de pisar el césped cuando cayó el 2-2 para el Espanyol en el 87.

El empate que cae como una gran victoria para el Espanyol, que con un nuevo entrenador y siendo último de la tabla saca petróleo por el punto, pero más aún por el empujón anímico, todo lo contrario del Barcelona FC, que se va con el sabor amargo de haber hecho un mal partido, aunque salen del campo siendo aún líderes y campeones de invierno.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído