Goles de Vinicius y Mariano

El Real Madrid machaca al Barça y se pone líder de la Liga (2-0)

El oleaje emocional de la última media hora del Real Madrid se llevó por delante al Barça de Messi

El Real Madrid machaca al Barça y se pone líder de la Liga (2-0)
Vinicius supera a Piqué y marca gol a Ter Stegen en el clásico Real Madrid- Barça. PD

Más rápido, más valiente, más agresivo.

El Real Madrid recuperó el liderato de LaLiga Santander tras vencer al Barcelona en el clásico gracias a una segunda parte muy intensa del equipo blanco.

El Barça, que amenazó al Madrid con una gran primera parte en la que Courtois fue decisivo, acabó frustrado.

El conjunto que dirige Zinedine Zidane, muy fuerte en la presión, abrumó a los de Quique Setién en la segunda mitad del encuentro en la que Vinicius y Mariano pusieron los goles.

A Vinicius le sigue costando decidir bien en los últimos metros, aunque el desequilibrio que aporta es clave en este Real Madrid.

Consiguió el primer tanto blanco en una de sus muchas internadas. Lo hizo con una pequeña ayuda de Piqué (el balón rebotó en el central), pero le dio la victoria al Real Madrid.

Mariano salió en el descuento y marcó tras una buena jugada personal en la primera pelota que tocó. Imposible aprovechar mejor su oportunidad.

El Real Madrid vuelve a ganar un Clásico en el Bernabéu seis años después y adelanta al equipo culé en la clasificación de la Liga española con un punto de ventaja.

Ahora… ¡¡¡por el Manchester City!!!

Isco regatea en el Real Madrid-Barça.

ALMA BLANCA

El Real Madrid ganó el Clásico por 2-0 ante el Barcelona gracias a los goles de Vinicius y Mariano. Los de Zidane se ponen líderes en solitario de la competición.

Como escribe David Jorquera en Defensa Central, si alguien tenía alguna de cuál iba a ser el guión de este Clásico ya solo con las alineaciones uno podía hacerse una clara idea.

Zidane repitió, a groso modo, lo que hizo en el partido del Camp Nou en diciembre. Cuatro centrocampistas, dos delanteros (allí jugó Bale y esta vez empezó Vinicius).

Sin embargo, Setién, que en aquellos tiempos disfrutaba de sus vacas en el prado, puso otros cuatro jugadores en el medio para tratar de frenar la superioridad que tuvo el Madrid en aquel partido en la línea media.

Sergio Ramos (REAL MADRID) y Leo Messi (BARCELONA FC).

Courtois, dos grandes paradas

Con las cartas encima de la mesa y bastante marcadas vimos una primera parte que acabó sin goles aunque pudo haberlos. Y por ambas partes.

Eso sí, si hablamos de intervenciones de porteros, Courtois se llevó la palma con dos grandes paradas.

La primera, después de una carrera en la que Arthur dejó atrás a un Kroos demasiado relajado, salvando el mano a mano con el brasileño. La segunda, un zapatazo de Messi dentro del área, que también logró repeler hacia un costado.

Isco, Ramos y Carvajal celebran el gol de Vinicius al Barça.

Vinicius no encontraba la tecla

Ofensivamente, el Madrid no hizo que Ter Stegen usara sus guantes, pero tuvo varias acciones cerca del área que se quedaron a las puertas del gol por equivocaciones en el último pase.

Marcelo, gran sorpresa en el ‘11’ de Zizou, erró una asistencia que debía ser para Isco mientras que Vinicius, que hasta que llegaba al área lo hacía todo bien, pero una vez que debía inyectar los ojos en sangre en forma de disparo o asistencia, erraba.

El pecado de la juventud, se escuchaba en el Bernabéu. Otros directamente se acordaban de Hazard. Y los más melancólicos, miraban al palco, lugar en el que se encontraba de visita Cristiano Ronaldo.

Valverde supera a Jordi Alba.

Mateu, en su línea

Mención aparte merece el arbitraje de Mateu Lahoz. Un tipo capaz de desquiciar al más pintado con esa forma tan rara de pitar que nunca sabes por dónde puede salir.

Lo que es cierto es que tras sacarle una amarilla a Carvajal y a Jordi Alba por un rifi rafe se desentendió de una clara obstrucción posterior del catalán que debió haberle valido la expulsión. Mateu, perro viejo en estos lares, prefirió no señalar la falta para no tener que tragarse la explicación de la no amarilla.

El arranque de la segunda parte mostró en cuestión de 15 minutos dos caras contrapuestas.

Empezó el Barcelona controlando, durmiendo el balón y el Madrid se defendía atrás, con lo que podía. La sensación para los de Zidane no era buena, empezaba a recordar a lo que sucedió ante el City de ir de más a menos. Sin embargo, todo varió de forma repentina.

Y es que en un partido en el que los blancos no habían disparado a portería fue precisamente un chutazo de Isco el que cambió el rumbo del choque.

El malagueño, algo escorado en el área le pegó con una rosca brutal buscando la escuadra.

El balón olía a gol pero Ter Stegen sacó una mano desde los cielos. Una parada soberbia para un remate soberbio.

Ese lanzamiento de Isco fue el inicio de un subidón del Madrid en el partido espectacular.

Los de Zidane volvieron a encontrarse con la pelota, con la presión y, sobre todo, con el desborde.

A los blancos pareció llegarle una carga de pilas extra, como si de repente todos se hubieran enchufado a la vez al toque de una corneta. De hecho, Isco volvió a tener otra ocasión clarísima, esta vez de cabeza, que sacó bajo palos Piqué cuando Ter Stegen ya no podía hacer nada.

El Madrid estaba siendo claramente mejor pero necesitaba traducirlo de la única forma en la que podía hacerlo, con el gol.

Y llegó. Una vez más iba a ser Vinicius que, con sus aciertos y sus errores, volvía a ser el faro al que se agarraba el equipo, el que generaría una ocasión más aunque, esta vez sí, acabaría en gol.

La internada del brasileño por la izquierda fue como la de un cuchillo en la mantequilla, punzante. El brasileño se perfiló, chutó y aprovechó que el cuero rozó en Piqué para superar a Ter Stegen.

Era el gol que necesitaba. Tanto él como el Madrid.

Vinicius.

Ficha técnica

  • Real Madrid 2: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Casemiro, Valverde (Lucas 85’); Isco (Modric 78’), Vinícius y Benzema (Mariano 91’)
  • Barcelona 0: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, Arthur (Rakitic 80’), De Jong, Vidal (Braithwaite 69’); Messi y Griezmann (Ansu Fati 80’)
  • Goles: 1-0 Vinicius (72’), 2-0 Mariano (92’)
  • Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Vinicius, Carvajal, Jordi Alba, Messi
  • Estadio: Santiago Bernabéu

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído